SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión

¿Ha olvidado su contraseña?
Haga clic aquí

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn


Fallecimiento del Dr. José María Navarro Jarabo

02/08/2017 18:38


Escribimos estas líneas todavía sobrecogidos por la triste noticia del fallecimiento prematuro de nuestro compañero y amigo José María Navarro, que no por esperado es más fácil de asimilar.


El Dr. José María Navarro Jarabo nació en Aguilar de la Frontera (Córdoba). Se licenció en Medicina en la Facultad de Medicina de Córdoba y se especializó en Aparato Digestivo, en el prestigioso Servicio de Digestivo del Hospital Reina Sofía dirigido por el Profesor Gonzalo Miño Fugarolas. En dicho Servicio, en gran medida por el desarrollo del programa de trasplante hepático pionero en Andalucía, alumbró su vocación de hepatólogo bajo la influencia del Dr. Manuel de la Mata. Tras finalizar su etapa MIR, inició sus pasos como especialista en el hospital de Los Pedroches, y de ahí poco después sintió la ilusión de un proyecto nuevo en el recientemente inaugurado Hospital Costa del Sol en Marbella, donde llegó hace más de 20 años. Fue en este Hospital donde José María Navarro desarrolla la unidad de hepatología dándole una inmediata visibilidad como consecuencia de la importantísima actividad asistencial, docente e investigadora que el mismo lidera. Su dedicación a los pacientes, su labor como docente y mentor sembrando la semilla de la hepatología en generaciones de nuevos residentes, y su liderazgo científico en tesis doctorales y publicaciones particularmente en el área de la esteatosis hepática no caerán en el olvido. Algunos de los actuales facultativos de plantilla del Servicio de Aparato Digestivo se sienten discípulos y deudores de José María Navarro.

Al mismo tiempo José María Navarro se convierte en los últimos años en un dinamizador de la hepatología andaluza y de las actividades científicas y docentes de la SAPD, en el marco del grupo Andaluz de Hepatología del que es nombrado responsable de docencia y organiza un ciclo de sesiones clínicas interhospitalarias seguidas en directo por numerosos hospitales andaluces con gran éxito de participación.

Los que hemos tenido el privilegio de conocerle, de sentir su bonhomía e inteligencia, nunca olvidaremos su cercanía, su trato siempre afectuoso y cálido, la lucidez no exenta de ironía con las que realizaba un análisis crítico de la cosas que no le gustaban y el entusiasmo con el que hablaba de aquellas que le gustaban. Particularmente, eran una delicia las tertulias con Chema- como afectuosamente le conocíamos- en materia de literatura, cine y cultura en general. Sin dejar de mencionar la pasión que sentía por su familia su esposa e hija (medico en ciernes) ambas Lucías.

Nos deja Chema en su plenitud profesional y personal. La comunidad de gastroenterólogos y hepatólogos andaluces está en deuda contigo. Tus amigos, nunca te olvidaremos.

Manuel Romero, Raúl J. Andrade, Ángeles Pérez Aisa.


Compártelo:
Facebook Twitter Google+ LinkedIn