SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @redaccionmedica: .@sapdes recomienda poner en marcha una comisión de seguimiento del Programa de Detección Precoz de Cáncer Colorrectal…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @sepdigestiva: ¡Felicidades @sapdes! Desde aquí os deseamos, por lo menos, otros cincuenta más 😊 Os estaremos acompañando en la próxima…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @drapereza: @sapdes Lo queremos compartir con todas las sociedades cientificas q nos han acompañado en nuestro cumpleaños @aegastro @AEE


RAPD 2017
VOL 40
N2 Marzo - Abril 2017

Descargar número completo
Califica este artículo:

440
PDF

Datos de la publicación


Serie de casos de linfoma no Hodgkin y hepatitis C. La importancia del manejo multidisciplinar.

Series of cases of non-Hodgkin limphoma and hepatitis C. Importance of the multidisciplinary management.


Resumen

Introducción: el virus de la hepatitis C es responsable de enfermedades extrahepáticas, incluyendo el Linfoma No-Hodgkin de células B. Nuestro objetivo es mostrar la experiencia en nuestro centro respecto a estas dos entidades.

Material y métodos: hemos analizado de forma retrospectiva todos los casos de LNH-B con hepatitis C asociada, en cualquier estadío de fibrosis, recogidos en nuestro centro entre los años 2013 y 2016.

Resultados: se obtienen un total de 8 pacientes con LNH-B y hepatitis C. El 50% son hombres y la edad media es de 58,1 años. Seis pacientes presentaban una fibrosis avanzada al diagnóstico de LHN-B. Los cuatro pacientes que presentaron una evolución tórpida tenían >60 años y un estadío de fibrosis avanzado; sin embargo, el estadío virológico no pareció influir: de los cuatro, dos pacientes tenían RVS y otros dos tenía carga viral positiva por ser no respondedores. El 50% de los pacientes desarrolló hepatocarcinoma. Los pacientes que consiguieron la remisión completa del LNH (50%) tenían una media de edad de 47,7 años y ningún caso fue tratado de forma exclusiva con terapia antiviral.

Palabras clave: Linfoma No-Hodgkin de células B, LNH-B, hepatitis C, VHC, serie de casos.


CORRESPONDENCIA

Carmen Lara Romero

Hospital Universitario Virgen de la Victoria

29010 Málaga

carmenlararomero@gmail.com

Introducción

La infección por el virus de la hepatitis C es responsable no sólo de producir hepatitis crónica que puede conducir a cirrosis, estadio final de la hepatopatía crónica y carcinoma hepatocelular, sino también de enfermedades extrahepáticas. El amplio rango de manifestaciones extrahepáticas sugiere que la hepatitis crónica por virus C podría ser considerada una enfermedad sistémica[1].

En 1994 Ferri C et al publicó la primera serie de casos de pacientes con Linfoma no-Hodgkin B (LNH-B) que presentaban infección concomitante VHC. La hipótesis más aceptada para explicar la relación entre estas dos entidades es la estimulación crónica del sistema inmune por el VHC. Este tipo de linfoma se puede desarrollar por la progresión de una Crioglobulinemia Mixta, o como una entidad idiopática en pacientes con hepatitis C[2].

Nuestro objetivo es mostrar la experiencia en nuestro centro respecto a estas dos entidades.

Metodología

Hemos analizado de forma retrospectiva los casos de pacientes diagnosticados de Linfoma no-Hodgkin-B entre 2013 y 2016 en nuestro centro, asociado a hepatitis C en cualquier estadio de fibrosis.

Resultados

De un total de 72 pacientes con LNH-B, se encontraron ocho casos con hepatitis C. De éstos, cuatro eran hombres y otras cuatro mujeres. La edad media al momento del diagnóstico de LNHB fue de 58,1 años. Tres pacientes presentaban un grado de fibrosis avanzada (F3-F4) medida mediante elastografía y otros tres tenían una biopsia hepática compatible con cirrosis. Un paciente era F2 y otro F1. En tres de los pacientes el diagnóstico de LNH fue como hallazgo casual de adenopatías patológicas en pruebas de imagen por seguimiento de CHC; mientras que en los casos restantes el estudio diagnóstico se inició por hiporexia, pérdida de peso, nódulos patológicos a la exploración o síntomas B.

La carga viral al momento del diagnóstico de Linfoma fue positiva en cuatro pacientes (no respondedores a triple terapia o biterapia). De estos pacientes NR, tres desarrollaron CHC: en dos se trató el CHC con éxito, posteriormente consiguieron remisión completa del LNH tras QT y finalmente se trató de nuevo el VHC; el tercer paciente con CHC se encontraba en remisión completa del LNH cuando se diagnostica el CHC y finalmente fue éxitus por progresión del CHC sin llegar a recibir de nuevo tratamiento antiviral. El paciente que no desarrolló CHC presentó progresión del LNH y finalmente fue éxitus.

Tres pacientes se encontraban en RVS al diagnóstico de linfoma: uno presentó CHC y fue éxitus por descompensación hepática, por lo que no llegó a tratarse el LNH; otro fue éxitus por progresión del LNH y otro consiguió la remisión completa del LNH tras QT.

Hubo un caso con carga viral negativa por aclaramiento espontáneo al momento del diagnóstico de LNH, que consiguió remisión completa tras QT.

Los pacientes que presentaron una evolución tórpida con desenlace fatal (50%) tenían >60 años y un estadío de fibrosis avanzado. El 50% de los pacientes desarrolló hepatocarcinoma. Los pacientes que consiguieron la remisión completa (50%) tenían una media de edad de 47,7 años y menor estadío de fibrosis. En ningún caso se consiguió la remisión completa del LNH con tratamiento antiviral exclusivo. En ninguno de nuestros casos el tratamiento quimioterápico coincidió con la terapia antiviral.

Conclusiones

El grado de fibrosis y la edad se asociaron a una menor supervivencia en estos pacientes, tanto por la peor tolerancia y desarrollo de complicaciones con tratamiento QT/QT-RT como por el mayor riesgo de descompensación hepática y desarrollo/progresión de hepatocarcinoma.

Discusión

La relación del VHC y el LNH parece explicarse por el linfotropismo del VHC en pacientes infectados de forma crónica, si bien la etiopatogenia exacta es desconocida. Esta linfoproliferación maligna inducida por el VHC se puede presentar como dos variantes clínicas: LNHB como manifestación neoplásica de una crioglobulinemia Mixta-VHC, o más frecuentemente como complicación tardía sin manifestaciones hepáticas relevantes. Los pasos que llevan al desarrollo de un trastorno linfoproliferativo son desconocidos, si bien la expansión monoclonal junto con varios reajustes moleculares, translocaciones cromosómicas y la sobreexpresión de bcl-2 podrían ser responsables del desarrollo de linfoma no-Hodgkin[3].

El pronóstico de los linfomas B difusos de células grandes asociados a la hepatitis C es peor que el de los linfomas no asociados a hepatitis C. La transformación de linfomas de bajo grado a linfomas difusos de células B grandes es más frecuente en pacientes positivos para VHC que en los negativos. Los pacientes con hepatitis C y linfoma difuso de células grandes de estirpe B mostraron menos supervivencia media en los estudios hasta la fecha. Por tanto, la hepatitis C tiene una influencia negativa en la historia natural del linfoma no-Hodgkin[4].

Si bien es cierto que en nuestra serie en ninguno de los casos se consiguió la remisión completa de linfoma tras tratamiento antiviral, ésta sí se ha demostrado en pacientes VHC+ tras tratamiento con Interferón +/- Ribavirina, tal y como reporta la Fundación Italiana de Linfomas[5].

Los datos sobre el uso de ADD como tratamiento primario de LNH de bajo grado son más recientes y aún escasos, pero parece que una RVS es capaz de inducir la respuesta parcial o completa del tumor, a pesar de la ausencia de interferón[6].

Por su seguridad y eficacia la terapia con AAD deberían ser recomendada como primera línea de tratamiento en pacientes con LNH indolentes VHC positivos, tanto por su efecto en la curación del tumor como por los beneficios de la erradicación del VHC para el paciente, evitando complicaciones tardías y permitiendo mejor tolerancia a posibles futuros tratamientos quimioterápicos[7].

Sin embargo, en los pacientes sintomáticos o con alta carga tumoral, debe primar el tratamiento oncológico e iniciar el tratamiento antiviral de forma simultánea o de forma precoz durante el mismo.

Tabla 1

Resumen de las características de los pacientes

GéneroEdad al diagnóstico de LNH-BGrado de fibrosisDiagnóstico de linfomaSituación virológica (al diagnóstico de LNH)CHCEvolución LNH con QT/QT-RT
F63Cirrosis
BHP
TAC realizado por estudio de fiebre sin focoRVSNoProgresión y éxitus
M52F2TAC realizado por estudio de Sd constitucionalRVSNoRemisión completa
M66Cirrosis
BHP
Adenopatías patológicas en TAC de seguimiento de CHCRVSCHC tratado con RF y QENo tratamiento por descompensación hepática
M76Cirrosis
BHP
Adenopatías en imagen por estudio de dolor abdominalNRNoProgresión y éxitus
F62F4Adenopatías patológicas en TAC de seguimiento de CHCNRCHC tratado con RFRemisión completa
F69F3-F4Estudio de síndrome constitucionalNRCHC no tratadoLNH en remisión al momento del diagnóstico de CHC. Éxitus por progresión del CHC
M48F3Adenopatías patológicas en TAC de seguimiento de CHCNRCHC intervenidoRemisión completa
F29F1Síntomas B, + nódulo supraclavicularAclaramiento espontáneoNoRemisión completa

[i] Listado de abreviaturas. F: femenino. M: masculino. LNH-B: linfoma no-Hodgkin células B. VHC: virus hepatitis C. RF: radiofrecuencia. QE: quimioembolización. RVS: respuesta viral sostenida. NR: no respondedor. QT-RT: quimioterapia-radioterapia. CHC: carcinoma hepatocelular.

Bibliografía

1 

Romero-Gómez M, García-Romero D. Hepatitis C: Cryoglobulinemia and non-Hodgkin lymphoma. Rev Esp Enferm Dig 2008; 100: 164-170.

2 

Ferri C, Caracciolo F, Zignego AL et al. Hepatitis C virus infection in patients with non-Hodgkin’s lymphoma. Br J Haematol 1994; 88: 392-394

3 

Dammacco F, Sansonno D, Piccoli C, et al. The lymphoid system in hepatitis C virus infection: autoimmunity, mixed cryoglobulinemia, and Overt B-cell malignancy. Semin Liver Dis 2000; 20: 143-15

4 

Pozzato G, Mazzaro C, Dal Maso L, et al. Hepatitis C virus and non-Hodgkin’ s lymphomas: Meta-analysis of epidemiology data and therapy options. World J Hepatol 2016; 8: 107-116

5 

Arcaini L, Vallisa D, Rattotti S, et al. Antiviral treatment in patients with indolent B-cell lymphomas associated with HCV infection: a study of the Fondazione Italiana Linfomi. Ann Oncol 2014; 25: 1404-1410

6 

Arcaini L, Besson C, Peveling-Oberhag J, et al. Anti-Lymphoma Activity of Interferon-Free Antiviral Treatment in Patients with Indolent B-Cell Lymphomas Associated with Hepatitis C Virus Infection. Blood 2015; 126: 3938

7 

Diagnóstico y tratamiento del carcinoma hepatocelular. Actualización del linfoma en estos pacientes. osis peor es la evolucice del linfoma deta del sol.n del documento de consenso de la AEEH, SEOM, SERAM, SERVEI y SETHAlejandro Forner, María Reig, María Varela et al; Med Clin (Barc). 2016 jun 3; 146(11):511

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios