SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión
Videoteca
VF-05. POLIPECTOMÍA ISQUÉMICA ("LOOP-AND-LET-GO") DE HAMARTOMAS DUODENALES PEDICULADOS MÚLTIPLES EN PACIENTE CON SÍNDROME DE PETZ-JEGHERS



Visualizaciones 158

VF-05. POLIPECTOMÍA ISQUÉMICA ("LOOP-AND-LET-GO") DE HAMARTOMAS DUODENALES PEDICULADOS MÚLTIPLES EN PACIENTE CON SÍNDROME DE PETZ-JEGHERS


García Ortiz JM, Sendra Fernández C, Rosell Martí C

Unidad Aparato Digestivo. Hospital Comarcal Infanta Elena, Huelva.

Introducción

El síndrome de Peutz-Jeghers (SPJ) es una enfermedad de herencia autosómica dominante que se caracteriza por el desarrollo de múltiples pólipos hamartomatosos en todo el tracto gastrointestinal, frecuentemente en el intestino delgado. El tratamiento endoscópico de estos pólipos permite prevenir la aparición de complicaciones como la obstrucción intestinal. La resección endoscópica mucosa (RME) convencional es una técnica efectiva pero no siempre es posible, y presenta un riesgo significativo de hemorragia y perforación. La polipectomía isquémica consiste en el estrangulamiento de la base del pólipo mediante el uso de lazos o clips, provocando la amputación de la lesión por cese de flujo sanguíneo.  

Caso clínico

Mujer de 56 años con SPJ y antecedente de laparotomía por obstrucción de intestino delgado causada por hamartoma yeyunal. Como parte de su vigilancia se realiza endoscopia digestiva alta identificándose en segunda y tercera porción duodenal 4 pólipos pediculados de entre 15 y 35 mm de diámetro.   

Se realiza polipectomía isquémica mediante colocación de lazo hemostático en todos los pólipos (técnica “loop-and-let-go”), sin complicaciones, comprobándose mediante revisión endoscópica secuencial el éxito de la técnica, con la desaparición de todas las lesiones tratadas.  

Discusión

La polipectomía isquémica se postula como una alternativa factible y útil a la RME convencional dado que parece presentar un perfil de seguridad más favorable. Principalmente, reduce el riesgo de hemorragia asociado a la resección y, al no causar daño térmico al margen de resección del tejido, previene la perforación intestinal entre otras complicaciones. Como principal inconveniente, no permite la recuperación de las lesiones resecadas y su posterior análisis histológico. En el caso presentado, la técnica permitió resolver de forma segura y efectiva el problema clínico y evitar medidas más peligrosas o invasivas.  



Volver