SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión

Visualizaciones 1.631

CO-15. UTILIDAD DE LA MONITORIZACIÓN DE VEDOLIZUMAB EN PACIENTES CON EII. EXPERIENCIA EN PRÁCTICA CLÍNICA. ESTUDIO PILOTO.


Belvis Jimenez M, Guerra Veloz MF, Maldonado Perez B, Castro Laria L, Caunedo Álvarez A, Argüelles-Arias F

Departamento Aparato Digestivo. Complejo Hospitalario Regional Virgen Macarena, Sevilla.


Keywords

vedolizumab enfermedad inflamatoria intestinal inhibidores alfa-4 integrinina

Introducción

La monitorización de los niveles de un fármaco es a día de hoy una herramienta aceptada en la práctica clínica en múltiples escenarios, y entre ellos, en la terapia biológica de los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). La evaluación de los niveles mínimos y los anticuerpos antidrogas neutralizantes se utilizan ampliamente para optimizar el tratamiento terapéutico, y su utilidad se ha estudiado más en las terapias anti-TNF. Sin embargo, no hay suficientes datos publicados sobre la utilidad de la medición de los niveles de vedolizumab (VDZ) en pacientes con EII, sin puntos de corte establecidos. El objetivo de nuestro estudio es evaluar la correlación entre el nivel de VDZ en el tratamiento de inducción y mantenimiento con la respuesta clínica en pacientes con EII.

Material y métodos

Estudio observacional retrospectivo de un solo centro. Se incluyeron pacientes adultos con CU y EC tratados con VDZ entre enero y diciembre de 2018. Los niveles séricos de VDZ se analizaron prospectivamente antes de la inducción a las 6, 14 y 24 semanas. La respuesta clínica y bioquímica se recogió a las 14 y 24 semanas. Los datos se analizaron mediante el modelo de árbol de clasificación para establecer variables relacionadas con la remisión.

Resultados

Se incluyeron 12 pacientes, 58,3% con CU y 41,7% con EC. El 69,2% eran mujeres con una edad media de 41 ± 12 y una duración media de la enfermedad de 11,5 ± 8,15 años. El 91,7% fueron tratados previamente con terapia anti-TNF. El nivel medio de VDZ fue 33.4 mg / ml (26,7 -39,1), 10,3 mg / ml (7,26-12,8) y 11,2ug / ml (8,47-14,45), basal, a la semana 14 y a la semana 24 respectivamente (Figura 1). La remisión clínica se logró en 33,3% (4/12) en la semana 14, y 41.6% (5/12) en la semana 24. 33,3% (4/12) de pacientes presentaban niveles de VDZ en la semana 6 entre 35 - 47,4 ug / ml. La única variable que se correlacionó con la remisión en las semanas 14 y 24 en el modelo de árbol CRT fue el nivel de VDZ en la semana 6 (terapia de inducción) (Tabla 1).

Conclusiones

En nuestra cohorte, la única variable que se correlacionó con la remisión en las semanas 14 y 24 fue el nivel de VDZ en la semana 6. El nivel de VDZ en las semanas 14 y 24 no se correlacionó con la remisión clínica. Observación: Trabajo premiado por el Grupo Andaluz de Enfermedad Inflamatoria Intestinal.


Volver