SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión

Visualizaciones 28

CO-03. LA LDL OXIDADA ES UN BIOMARCADOR DISTINTIVO DE LA PRESENCIA DE ESTEATOHEPATITIS FRENTE A FIBROSIS HEPÁTICA EN ENFERMEDAD HEPÁTICA METABÓLICA GRASA


Gallego-Durán R1, Ampuero J2, Pastor-Ramírez H1, del Campo JA3, Bañales J4, Crespo J5, García-Monzón C6, Montero-Vallejo R7, Santos-Laso Á4, Arias-Loste MT5, González-Rodríguez Á8, Millán R1, Rico MC1, Muñoz R1, Rojas MÁ1, Gil-Gómez A1, Gato S1, Álvarez-Amor L1, Maya-Miles D1, Martín-Bermudo F1, Romero-Gómez M2

1Grupo Investigación. Complejo Hospitalario Regional Virgen del Rocío, Sevilla. 2Unidad Aparato Digestivo. Complejo Hospitalario Regional Virgen del Rocío, Sevilla. 3Grupo Investigación. Complejo Hospitalario de Especialidades Virgen de Valme, Sevilla. 4Laboratorio Investigación. Hospital Universitario Donostia-Donostia Unibertsitate Ospitalea, Donostia/San Sebastián. 5Unidad Aparato Digestivo. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander. 6Unidad Aparato Digestivo. Hospital Universitario de La Princesa, Madrid. 7Unidad Investigación. Complejo Hospitalario Regional Virgen del Rocío, Sevilla. 8Grupo Investigación. Hospital Universitario de La Princesa, Madrid.


Keywords

nash fibrosis ldl

Introducción

Determinar el valor diagnóstico de la LDL oxidada (oxLDL) en la enfermedad hepática metabólica grasa (EHMG) y su implicación en la fisiopatología de la enfermedad.

Material y métodos

Estudio multicéntrico nacional en el que se incluyeron 178 pacientes con biopsia hepática, 164 compatible con EHMG y 14 controles sanos. Se analizaron variables epidemiológicas, bioquímicas y antropométricas. A nivel histológico, se analizó la presencia de esteatohepatitis (NASH) y fibrosis hepática. Se evaluaron los niveles de oxLDL como marcador de estrés oxidativo.

Resultados

El 53,4% (86/164) de los pacientes presentaba NASH, mientras que la distribución por fibrosis hepática fue: F0 27,4% (45/164), F1 37,2% (61/164), F2 25,6% (42/164), F3 6,7% (11/164) y F4 3% (5/164). El nivel de oxLDL en controles sanos fue 42,1+10,3 U/L. En pacientes con EHMG, la oxLDL se asoció a la presencia de NASH (55+15,8 vs. 45,1+13,7 U/L; p<0,0001), pero no con la fibrosis (F0 50,7+14,8 vs. F1 52,7+16,5 vs. F2 48,6+13,8 vs. F3 54+20,5 vs. F4 39,4+8,5 U/L; p=0,299). La asociación entre oxLDL y NASH se mantuvo independiente de obesidad [(IMC>30 54,5+15,1 vs. 45,6+12,9 U/L; p=0,0001) (IMC

Conclusiones

Los niveles de LDL oxidada se asociaron a la presencia de NASH pero no al estadio de fibrosis hepática. Estos datos refuerzan el papel del estrés oxidativo en el desarrollo de NASH, independientemente de la obesidad y la diabetes, pudiendo tener un rol relevante en el riesgo cardiovascular de estos pacientes.


Volver