SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL


RAPD 2011
VOL 34
N2 Marzo - Abril 2011

Descargar número completo
Califica este artículo:

423
PDF

Datos de la publicación


Úlcera esofágica secundaria a la toma de doxiciclina


TRADUCCIÓN
Resumen(en)

32 year old woman admitted for observation because of a 12 hour duration atypical chest pain, without irradiation, not accompanied by nausea or vomiting. The patient commented some dysphagia/odynophagia from a few days prior to admission.

Her medical history showed that she was being treated with tetracyclines (doxycycline) at normal doses for pustular acne for more than 1 month. Likewise, a year before she required an upper endoscopy due to self-limited epigastric pain secondary to NSAIDs, the test being completely normal with urease negative.

The patient underwent a new urgent upper endoscopy which confirmed the presence, at mid esophagus level, of an about 3-4 cm diameter geographical, superficial and slightly sinuous ulcerated area (Figure 1), occupying about half of the circumference of the esophagus, and from which several biopsies were taken. The rest of the esophagus and stomach were normal. The patient improved with conservative treatment, the treatment with doxycycline was discontinued immediately and she was prescribed treatment with esomeprazole 40 mg/12h for 1 month. The biopsies were described as "ulcer bottom and edge" without other specific findings. Two months later the patient underwent a new control endoscopy (Figure 2) where it could be observed that the area was almost healed with no trace of the ulcer. The patient was asymptomatic.


CORRESPONDENCIA

Daniel Pérez de Luque

Servicio de Aparato Digestivo. Hospital de Montilla. Carretera de Montoro-Puente Genil, km 65,350.

Montilla (Córdoba)

Tlf 957 022600

djperez@ephag.es

Caso clínico

Mujer de 32 años que ingresa en observación por dolor torácico atípico de 12 h de evolución, sin irradiación, no acompañado de nauseas ni vómitos. La enferma comentaba cierta disfagia/odinofagia desde unos días previos al ingreso. Como antecedentes personales destacaba que estaba en tratamiento con tetraciclinas (doxiciclina) a dosis habituales por un acné pustuloso desde hacía más de 1 mes. Así mismo, un año antes precisó realizarse una endoscopia alta debido a un cuadro autolimitado de epigastralgia secundaria a la toma de antiinflamatorios no esteroideos, siendo la prueba completamente normal, con ureasa negativa.

Se procede a la realización de nueva endoscopia alta con carácter de urgencia diferida, donde se constata la presencia, a nivel de esófago medio, de un área ulcerada (Figura 1), geográfica, superficial y algo anfractuosa, de unos 3-4 cm de diámetro mayor, que ocupaba aproximadamente la mitad de la circunferencia del esófago, y de la que se tomaron varias biopsias. El resto del esófago y estómago fueron normales. La enferma mejoró con tratamiento conservador, se suspendió inmediatamente el tratamiento con doxiciclina y se pautó tratamiento con esomeprazol 40 mg/12h durante 1 mes. Las biopsias se informaron como: “fondo y borde de úlcera” sin otros hallazgos específicos.

Figura 1
imagenes/IMAG3_fig1.jpg

A los 2 meses se realiza nueva endoscopia de control (Figura 2) donde se aprecia que la zona está prácticamente cicatrizada sin restos de la úlcera. La paciente se encontraba asintomática.

Figura 2
imagenes/IMAG3_fig2.jpg

Comentarios a la imagen

Está demostrado que diversas medicaciones pueden causar alteraciones esofágicas por vía sistémica o local. Los tipos de medicación que causan efecto directo sobre el esófago pueden dividirse en: antibióticos, antiinflamatorios y otros agentes. Dentro de los primeros podríamos englobar, como a uno de los principales, a la doxiciclina. Se piensa que el mecanismo de lesión es por contacto directo prolongado de los componentes cáusticos del medicamento con la mucosa esofágica[1] y dos de las causas más frecuentes es la toma del medicamento con poca agua y el decúbito tras la ingesta[2]. La incidencia muy probablemente está infraestimada porque no en todos los pacientes se manifestará con la importancia clínica descrita en el caso[3]. Los síntomas más frecuentes son el dolor torácico y la disfagia, y suele aparecer entre las primeras horas y los 10 días después de comenzar la medicación[4]. Lo normal es la curación espontánea o con ayuda de medicación antisecretora, siendo el sucralfato el único fármaco que parece haber demostrado beneficio[5].

BIBLIOGRAFÍA

1 

O Castell, Donald. Medication-induced esophagitis. Up to Date, 2010.

2 

Jaspersen D. Drug-induced oesophageal disorders: pathogenesis, incidence, prevention and management. Drug Saf 2000; 22: 237-49.

3 

Georges MD, Uri MD Delpre G, Kadish U, Stahl B. Induction of esophageal injuries by doxicicline and other pills. A frequet but preventable occurrence. Dig Dis Sci 1989; 34: 797-800.

4 

Worth H. Drug-induced esophageal damage: diseases of medical progress. Gastrointest endoscopic 1998; 47: 547-550.

5 

Pinos T, Figueras C, Mas R. Doxycycline-induced esophagitis: Treatment with liquid sucralfate. Am J Gastroenterol 1990; 85: 920-3.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios