SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @redaccionmedica: .@sapdes recomienda poner en marcha una comisión de seguimiento del Programa de Detección Precoz de Cáncer Colorrectal…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @sepdigestiva: ¡Felicidades @sapdes! Desde aquí os deseamos, por lo menos, otros cincuenta más 😊 Os estaremos acompañando en la próxima…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @drapereza: @sapdes Lo queremos compartir con todas las sociedades cientificas q nos han acompañado en nuestro cumpleaños @aegastro @AEE


RAPD 2012
VOL 35
N2 Marzo - Abril 2012

Descargar número completo
Califica este artículo:

280
PDF

Datos de la publicación


Utilidad de la cápsula endoscópica de intestino delgado en la enfermedad de injerto contra huésped (EICH)



Resumen

La Enfermedad de Injerto Contra Huésped (EICH) es la principal causa de morbimortalidad en los pacientes sometidos a trasplante alogénico de progenitores hematopoyéticos (TPH). Estos pacientes presentan un estado de inmunosupresión que les hace más susceptibles a enfermedades infecciosas, por ello es imprescindible realizar el diagnóstico precoz de EICH porque el manejo terapéutico de ambas entidades es radicalmente distinto.

En su afectación digestiva (EICH-D) el diagnóstico está basado en el estudio endoscópico e histológico de antro y duodeno mediante gastroscopia y de colon mediante colonoscopia, sin embargo, es el intestino delgado (ID) la localización más frecuente, siendo este tramo del tubo digestivo de acceso difícil mediante técnicas endoscópicas.

Por ello, la cápsula endoscópica de intestino delgado (CE) es la técnica de primera línea en el diagnóstico de EICH-D siendo, además, no invasiva y ofreciendo una evaluación completa del tracto gastrointestinal.

Presentamos en nuestro estudio un análisis retrospectivo de 548 cápsulas endoscópicas de ID realizadas en nuestro hospital desde Noviembre 2008 a Julio 2011, con el objetivo de analizar la utilidad diagnóstica de ésta técnica en la EICH-D y valorar el impacto terapéutico que ello supone para estos pacientes.

TRADUCCIÓN
Resumen(en)

The graft versus host disease (GVHD) is the leading cause of morbidity and mortality in patients undergoing an allogeneic hematopoietic stem cell transplantation (HSCT).

These patients have an immunosuppressive state that makes them more susceptible to infectious diseases, so it is essential to make an early diagnosis of GVHD because the therapeutic management of both entities is radically different.

In the gastrointestinal involvement (GI-GVHD) of the disease, diagnosis is based on endoscopic and histological study of the antrum and the duodenum by endoscopy and of the colon by colonoscopy; however, the most commonly involved area is the small bowel (SB) being this part of the digestive tract not easily accessible by endoscopic techniques.

Therefore, the small bowel capsule endoscopy (CE) is the technique of choice in the diagnosis of GI-GVHD, being also non-invasive and offering a full evaluation of the gastrointestinal tract.

We present in this study a retrospective analysis of 548 SB capsule endoscopies in our hospital from November 2008 to July 2011 with the aim to analyze the diagnostic usefulness of this technique in GI-GVHD and assess the therapeutic impact it has for these patients.


CORRESPONDENCIA

Rosa Gómez Espín

Avda. Marqués de los Vélez s/nº

Secretaría de Digestivo. 7ª planta. HGU. Morales Meseguer

30007 Murcia

rgomezespin@hotmail.com

Introducción

El trasplante alogénico de precursores hematopoyéticos (TPH) es un tratamiento ampliamente utilizado en los últimos años para el manejo de diversas enfermedades hematológicas. Cuando existe disparidad entre los antígenos del donante y el huésped, se puede producir una reacción mediada por los linfocitos T del donante contra ciertos tejidos del huésped y que se conoce como Enfermedad de Injerto Contra Huésped (EICH), constituyendo la principal causa de morbimortalidad en estos pacientes. La afectación principal de la forma aguda (en los primeros 3 meses del TPH) suele ser en piel, sistema hepatobiliar y tracto gastrointestinal[1]. La forma crónica (aparece después de los 3 primeros meses) tiene una afectación de carácter multiorgánico[2].

La EICH tiene una incidencia que varía entre el 10 y el 90% según la fuente de progenitores, el tipo de donante y el tipo de TPH. La afectación del tracto gastrointestinal (EICH-D) supone entre el 30 y el 80% de los casos y entre un 15 y un 20% en su forma grave.

Dado que la localización más frecuente de la EICH-D es el intestino delgado (ID)[3] y que éste no es accesible por la técnicas endoscópicas convencionales (gastroscopia y colonoscopia), se ha planteado que la cápsula endoscópica de intestino delgado (CE) podría tener un papel relevante en el diagnóstico precoz de la EICH-D y en el manejo posterior de estos pacientes.

Material y método

Material: se ha utilizado un equipo de cápsula endoscópica de la firma Given Imaging con una versión software Rapid 6, además del aparataje habitual para colocación de la cápsula endoscópica y cápsulas Pillcam SB2 de intestino delgado[4].

Método: se ha realizado un análisis retrospectivo de una serie de 548 CE de ID realizadas en nuestra Unidad de manera consecutiva desde Noviembre de 2008 a Julio de 2011.

Como criterio de inclusión se estableció la solicitud de CE por el Servicio de hematología y oncología médica de nuestro centro por sospecha de EICH-D aguda o crónica, según el protocolo de solicitud de CE a nuestra Unidad de ID. Se investigaron los resultados de las gastroscopias y colonoscopias realizadas previamente a estos pacientes, en caso de haber sido solicitadas por el S. de hematología y oncología médica, así como los informes de Anatomía Patológica de las muestras obtenidas, según protocolo de nuestra Unidad para EICH (4 biopsias en antro y duodeno en gastroscopias y 4 biopsias en recto en colonoscopias).

Como criterio de exclusión se estableció el diagnóstico de EICH-D previo a la realización de la CE y confirmado mediante gastroscopia y/o colonoscopia.

Las variables analizadas fueron: lesiones identificadas en ID, tramo de afectación de las mismas (yeyuno proximal, medio y distal e ileon proximal, medio y distal), tiempo de tránsito intestinal, tiempo de paso gástrico, lesiones identificadas fuera de ID e impacto terapéutico del diagnóstico de CE.

Metodología estadística: estudio descriptivo de las variables analizadas.

Resultados

Hemos hallado 19 pacientes que cumplían el criterio de inclusión, lo que constituye un 3.46% del total de la serie analizada. De ellos, 9 eran mujeres y 10 hombres. La edad mediana fue de 43.6 años (rango 15 - 67). De las exploraciones realizadas, en 2 casos (10.5%) no resultaron válidas por retención gástrica de la CE sin paso a ID. De las exploraciones válidas en 4 casos (23.5%) la CE no consiguió atravesar la válvula ileocecal, aunque si demostró lesiones significativas para realizar un diagnóstico positivo o negativo. En 16 pacientes (84.2%) se consiguieron identificar lesiones que, en diferentes grados de probabilidad, podían ser compatibles con una EICH-D, no existiendo una distribución preferencial en cuanto a los segmentos afectados.

Las lesiones encontradas han sido muy polimorfas: erosiones, edema congestivo, úlceras, estenosis, atrofia vellositaria, petequias, red vascular visible, etc. Algunas de ellas pueden apreciarse en las figuras 1 - 9. En 9 pacientes (47.4%) se realizó confirmación histológica mediante biopsias tomadas en 3 casos mediante gastroscopia y en 6 casos mediante colonoscopia. En 6 casos (31.6%) las biopsias fueron inespecíficas o no concluyentes, en 1 caso (5.2%) la biopsia no confirmó la EICH-D y en 3 casos (15.8%) no se realizó la toma de biopsias. Se pueden apreciar algunos hallazgos histológicos en las figuras 10 - 13.

Figura 1
imagenes/orig1_fig1.jpg
Figura 2
imagenes/orig1_fig2.jpg
Figura 3
imagenes/orig1_fig3.jpg
Figura 4
imagenes/orig1_fig4.jpg
Figura 5
imagenes/orig1_fig5.jpg
Figura 6
imagenes/orig1_fig6.jpg
Figura 7
imagenes/orig1_fig7.jpg
Figura 8
imagenes/orig1_fig8.jpg
Figura 9
imagenes/orig1_fig9.jpg
Figura 10
imagenes/orig1_fig10.jpg
Figura 11
imagenes/orig1_fig11.jpg
Figura 12
imagenes/orig1_fig12.jpg
Figura 13
imagenes/orig1_fig13.jpg

La variable tiempo de paso gástrico se pudo analizar en 17 exploraciones, mientras que en 2 existió retención gástrica de la CE. La mediana de tiempo de paso gástrico fue de 1 h. 6’ (rango entre 2’ y 5 h. 22’) y, aunque no existen publicaciones que determinen cuáles son los criterios de normalidad con respecto a ésta variable, en nuestra experiencia, pensamos que el tiempo medio de paso gástrico en estos pacientes se halla ligeramente aumentado con respecto a las exploraciones realizadas por otras indicaciones. Así mismo, la mediana del tiempo de tránsito por ID en los 13 pacientes en que la CE consiguió atravesar la válvula ileocecal, fue de 2 h. 85’ (rango 1 h. 58’ – 6 h. 45’), entrando dentro de los valores medios hallados en otras patologías según nuestra experiencia.

En 11 (57.9%) de las 19 exploraciones realizadas, se encontraron lesiones gástricas, fundamentalmente de tipo erosivo, que podrían incluirse en el contexto de una EICH-D. En 4 (36.3%) las biopsias gástricas confirmaron la enfermedad.

En 15 de las 17 exploraciones consideradas válidas, los hallazgos de la CE influyeron en el manejo posterior de estos pacientes (impacto terapéutico del 88.2%), iniciando o variando el tratamiento con corticoides en 13 (86.6%) y utilizando otros inmunosupresores en 2 casos (13.7%) por toxicidad previa.

Todos los resultados anteriores pueden verse en la tabla 1.

Tabla 1
PacienteEdadSexoEDAColonoA. Pat.CETº gástricoTº Intest.Lesiones extra int.IT
165MNoColitisEICHErosiones, edema55’3h.37’SiS
267MEritemasNormalEICHLesiones Polimorfas6’4h.38’SiS
326HNoNoNoEdema, congestión7’-SiS
437MLinfangiectasiasNormalEICHEdema, congestión5h. 22’2h.47’SiS
520HEritema, AtrofiaEritema, atrofiaEICHRetención gástrica--No-
663MNoAtrofia, AftasEICHErosiones, atrofia4h.23’-NoS
759HEritema, ErosionesNormalEICHErosiones, úlceras36’RetenciónNoS
815MEritemaNoNoDenudación vellositaria23’3h.15’NoS
957MNoNoNoLesiones polimorfas2h.49’RetenciónSiS
1025HAntritis inespecíficaNormalInfiktrado inflamat.Retención gástricaRetención-SiN
1147HCandidiasisNormalNo con-, cluyenteErosiones, fisuras1h.50’4h.10’NoS
1242HEritema bulbarNormalEICHÚlceras, atrofia11’2h.57’NoS
1334HGastritisNormalInespecíf.Erosiones1h.29’1h.58’SiS
1430HEritemasNoInespecíf.Erosiones, úlceras2’2h.54’SiS
1562HErosionesRectitisInespecíf.Erosiones, úlceras12’3h.58’SiS
1628MNormalNoNormalErosiones18’5h.26’NoN
1752HNormalNoEICHErosiones1h.20’2h.53’NoS
1838MEritemasNoEICHPetequias3h.43’2h.51’SiS
1963MNoNoInespecíf.Erosiones11’6h.45’SiN

Discusión

El diagnóstico histológico es fundamental para el manejo clínico de los pacientes con sospecha de EICH tras TPH. Los órganos diana son la piel, el hígado y el tubo digestivo y, dentro de éste último, la rentabilidad de la endoscopia digestiva alta con toma de biopsias seriadas en antro y duodeno y de la colonoscopia con biopsias en recto, es aceptable. El ID es el órgano inmune de mayor extensión y, por tanto, puede verse afectado por ésta patología, si bien, su repercusión es desconocida por la difícil accesibilidad del mismo a la endoscopia. La CE, aunque es la primera línea de estudio en el ID, no tiene hasta la fecha como indicación la EICH-D.

Para otras indicaciones como la hemorragia digestiva de origen oscuro (HDOO), la CE es la principal indicación[5] y ha obtenido una rentabilidad suplementaria en tramo digestivo superior y en colon a las exploraciones previas realizadas (gastroscopia y colonoscopia). Además, la CE ha demostrado ser una técnica muy sensible para la detección de lesiones mucosas en ID[6] (grado de evidencia 3A y recomendación B), por ello, tras la sospecha clínica de EICH-D y la no confirmación de la endoscopia digestiva alta y/o la colonoscopia, la CE puede explorar el ID y rescatar a los pacientes con afectación no detectada en las exploraciones endoscópicas clásicas.

Aunque es preferible el diagnóstico histológico, el hallazgo de lesiones expresivas mediante CE en ID y que pudieran sugerir una EICH-D, puede cambiar el manejo clínico (su ausencia prácticamente lo descartaría) o bien sentar indicación en casos dudosos u oligosintomáticos hacia una técnica endoscópica que biopsie las lesiones: gastroscopia que puede acceder a las primeras asas de yeyuno, colonoscopia con acceso a ileon distal y enteroscopia de doble balón (EDB) que accede a todo el ID.

Clásicamente se ha propuesto el protocolo de gastroscopia/colonoscopia con toma sistemática de muestras en antro, duodeno y recto, pero la rentabilidad de éstas exploraciones es limitada y, por tanto, se piensa que los falsos negativos pueden ser elevados lo que conllevaría al clínico a instaurar un tratamiento empírico para la EICH-D ante la sospecha de la misma.

La CE de ID presenta unas mínimas complicaciones, sólo la retención es reseñable y va ligada a estenosis por enfermedad inflamatoria hasta en un 13%[7], tumoral, etc. Además, constituye la guía para la vía de entrada en la EDB (oral o anal) si se indicara ésta ya que, aunque en todas las series es posible acceder al ciego por vía oral, esto consume mucho tiempo y resulta imposible en muchas ocasiones por dificultades anatómicas o técnicas, prefiriéndose por la mayoría de los autores el acceso combinado (oral más anal) para la exploración total del ID.

Por tanto, parece razonable que, tras las exploraciones endoscópicas habituales y si no se confirma una sospecha de EICH-D, la CE de ID pase a ser la primera línea de estudio en ID para ésta enfermedad.

Conclusiones

Han sido publicadas diversas series cortas realizadas con la intención de analizar la utilidad de la CE en pacientes sometidos a TPH que presenten sintomatología compatible con EICH-D. La más extensa reúne 14 pacientes[3], entre los cuales se produjo una retención de CE. De estos pacientes 7 ya habían sido diagnosticados previamente por endoscopia digestiva alta y 3 de ellos habían pasado desapercibidos al no tener hallazgos en la endoscopia alta y, sin embargo, presentar lesiones compatibles con EICH-D en la CE. Ibrahim Yakoub-Agha y col. publicaron una serie de 11 pacientes sin desarrollar ninguno de ellos reacciones adversas en relación con la CE, aunque tuvieron 2 retenciones con expulsión de la CE en los siguientes 14 días. En este artículo plantean que, a diferencia de la hipermotilidad que se creía asociada a la EICH, probablemente exista una hipomotilidad gástrica que sería la causa de las retenciones comunicadas previamente y que en su serie alcanza el 18%[8]. En nuestro caso, se han presentado un 10.5% de retenciones gástricas que han impedido el diagnóstico adecuado.

A nuestro parecer la CE de ID representa un método no invasivo eficaz para el diagnóstico y seguimiento de la EICH-D. Tiene una alta sensibilidad, elevado valor predictivo negativo e importante impacto terapéutico en los pacientes, siendo útil en el diagnóstico, diagnóstico diferencial y exclusión de otras entidades. Su uso sistemático ante la sospecha de EICH-D, podría ser útil para evitar exploraciones endoscópicas invasivas repetidas y una posible demora en el diagnóstico de la entidad.

BIBLIOGRAFÍA

1 

Ferrara JL, Levine JE, Reddy P, Holler E. Graft-versus-host disease (Review). Lancet 373: 1550-1561, 2009.

2 

Martin PJ, McDonald GB, Sanders JE, Anasetti C, Appelbaum FR, Deeg HJ, Nash RA, Petersdorf EW, Hansen JA, Storb R. Increasingly frequent diagnosis of acute gastrointestinal graft-versus-host disease after allogeneic hematopoietic cell transplantation. Biol Blood Marrow Transplant 10: 320-327, 2004.

3 

Susanne Neumann, MD et al. Wireless capsule endoscopy for diagnosis of acute intestinal graft-versus-host disease. Gastrointest Endosc 2007; 65 (3).

4 

Sharma VK. The future is wireless:advances in wireless diagnostic and therapeutic technologies in gastroenterology. Gastroenterol. 2009;137:434-9.

5 

Almeida N et al. Urgent capsule endoscopy is useful in severe obscure-overt gastrointestinal bleeding. Digestive Endosc. 2009;21:87-92.

6 

Ersoy O et al. Capability of capsule endoscopy in detecting small bowel ulcers. Dig Dis Sci. 2009;54:136-41.

7 

Cave D et al. ICCE Consensus for capsule retention. Endoscopy. 2005;37:1065.

8 

Ibrahim Yakoub-Agha et al. Impact of Small Bowel Exploration Using Video-Capsule Endoscopy in the Management of Acute Gastrointestinal Graft-versus-Host Disease. Transplantation 2004; 78: 1697-1701. Gastrointest Endosc 2007; 65: 403-9.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios