SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q


RAPD 2012
VOL 35
N2 Marzo - Abril 2012

Descargar número completo
Califica este artículo:

304
PDF

Datos de la publicación


Pancreatitis y peritonitis tuberculosa como diagnóstico final en un dolor abdominal agudo


CORRESPONDENCIA

Rosario del Pilar López-Segura

Unidad de Aparato Digestivo, Hospital U. San Cecilio. Avenida Dóctor Oloriz, nº 16

18012 Granada, España

TEL. 679105771

rosariopilarlopezsegura@hotmail.com

Sr. Director:

Las pancreatitis y las peritonitis tuberculosas son dos entidades poco frecuentes y de difícil diagnóstico si no se piensa en ellas, aún más si consideremos su coexistencia en un mismo paciente.

Presentamos el caso de un varón sirio de 59 años, que acudió a Urgencias por dolor abdominal difuso, más intenso en epigastrio y fiebre de 9 días de evolución. Bebedor moderado.

A la exploración estaba sudoroso, taquipneico, taquicárdico, con murmullo vesicular disminuído en bases. Abdomen distendido, depresible, con peritonismo y semiología ascítica.

  • Analítica: amilasa 2062 UI/L, PCR 12 mg/dl, leucocitos 13660/mm3 (88% PMN).

  • TAC toraco-abdomino-pélvico CIV: Derrame pleural bilateral. Ascitis perihepática, periesplénica, en transcavidad de los epiplones y entre asas (Figura 1). Rarefacción de la grasa mesentérica sugerente de peritonitis. Páncreas con dos imágenes hipocaptantes en cabeza-cuerpo (Figura 2).

  • Laparotomía exploradora: Ascitis serosanguinolenta (citología y microbiología). Estómago, intestino delgado, colon, omento mayor y apéndices epiploicos sigmoides sin alteraciones salvo diseminación miliar (biopsia). Páncreas sin signos claros de pancreatitis.

  • Líquido ascítico: amilasa 72 U/L, proteínas 2.6 mg/dl, leucocitos 290 mm3, polinucleares 47%, hematíes 10000 mm3, adenosindeaminasa (ADA) 56.9 UI/L, citología negativa.

  • Microbiología: negativa.

  • Mantoux: positivo.

  • Anatomía patológica: sugestiva de necrosis grasa por pancreatitis tuberculosa.

Figura 1

Abundante ascitis perihepática y periesplénica.

imagenes/carta_fig1.jpg
Figura 2

Páncreas de tamaño normal con dos pequeñas lesiones hipocaptantes en cabeza-cuerpo.

imagenes/carta_fig2.jpg

Ante la sospecha de pancreatitis y peritonitis tuberculosa (Mantoux positivo con ADA > 35 u/l) se instaura tratamiento tuberculostático con mejoría progresiva del paciente, descenso de la amilasa y desaparición de las lesiones pancreáticas.

La peritonitis tuberculosa es una entidad secundaria a otra lesión ya sea a través de diseminación de un foco distante, extensión local o como reactivación de un foco peritoneal latente[1]. Los síntomas predominantes son: ascitis, síndrome general, dolor abdominal difuso (abdomen agudo) y fiebre[2]. En el diagnóstico adquiere especial relevancia la prueba de la tuberculina (aunque con una negatividad estimada hasta en un 70%), la microbiología (cuya negatividad no excluye el diagnóstico), el líquido ascítico (exudado de predominio linfocitario con ADA por encima de 35 U/L) y la laparoscopia con biopsia a la que se suele recurrir con mucha frecuencia[3]. La afectación pancreática se manifiesta por fiebre y epigastralgia, hiperamilasemia y aumento persistente de lipasa sin edematización pancreática clara en las pruebas de imagen, siendo la punción-biopsia sugestiva de Tuberculosis (TBC)[4]. A veces, se manifiesta como una lesión pancreática hipocaptante, de difícil diagnóstico, pudiendo requerir la realización de laparotomía exploradora[5]. La mejoría clínica tras pauta de tratamiento tuberculostático apoya el diagnóstico[1]. Al revisar la literatura médica no hemos encontrado descrito ningún caso en el que la pancreatitis tuberculosa y la peritonitis tuberculosa se presenten en un mismo paciente como ocurre en el que aquí presentamos.

BIBLIOGRAFÍA

1 

Mourad FH, McLean A, Farthing MJ. Tuberculous pancreatitis: a diagnostic problem. Case report and review of literature. J Clin Gastroenterol 1995; 10: 237-240.

2 

Varshney S, Johnson CD. Tuberculosis of the pancreas. Postgrad Med J 1995; 71: 564-566.

3 

Franco-Paredes C, Leonard M, Jurado R, Blumberg HM, Smith RM. Tuberculosis of the pancreas: report of two cases and review of the literature. Am J Med Sci 2002; 1: 54-58.

4 

Stock KP, Reimann JF, Stadler W, Rosch W. Tuberculosis of the pancreas. Endoscopy 1981; 13: 178-180.

5 

Brusko G, Melvin WS, Formkes JJ, Ellison EC. Pancreatic tuberculosis. Am Surg 1995; 61: 513-515.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios