SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q


RAPD 2012
VOL 35
N3 Mayo - Junio 2012

Descargar número completo
Califica este artículo:

213
PDF

Datos de la publicación


Obstrucción esofágica por molde de yeso solidificado



Resumen

Los bezoares son concreciones gástricas formadas por diversos materiales mal digeridos que suelen formarse después de una ingestión continuada. Presentamos el caso de un paciente de 70 años con obstrucción esofágica por ingestión aguda de yeso, formando un molde (bezoar). Dadas las comorbilidades del paciente se opto por tratamiento conservador.

Palabras claves: Bezoar, obstrucción esofágica, ingesta de yeso, pica.


CORRESPONDENCIA

Marco Antonio Rodríguez Manrique

Unidad de Aparato Digestivo

Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Almería.

Paraje Torrecárdenas s/n. 04009 Almería.

Teléfono: 637224500.

kitoz@hotmail.com

Caso clínico

Paciente varón de 70 años, institucionalizado, totalmente dependiente para las actividades de la vida diaria, con retraso mental y deterioro cognitivo grave, diagnosticado de síndrome de pica en la infancia. ACV con afasia residual, amputación de pie izquierdo y diabetes mellitus tipo 2. En actual seguimiento por Cuidados Paliativos por melanoma dorsal con afectación ganglionar en estadio avanzado.

Es traído a urgencias por el personal de la residencia tras presentar vómitos blanquecinos con sospecha de ingesta de yeso.

En la exploración presenta buen estado general, está hemodinámicamente estable, bien hidratado y prefundido, despierto y desorientado, con nula colaboración en la anamnesis. En orofaringe se aprecia sialorrea con restos blanquecinos de yeso. No existen crepitaciones a la palpación en cuello. El abdomen es blando, depresible, con sensación de empastamiento en la región epigástrica e hipocondrio izquierdo, pero sin signos de irritación peritoneal; los ruidos hidroaéreos están conservados. En región supraescapular izquierda se palpa masa pétrea de gran tamaño, ya conocida y secundaria a su cuadro neoplásico.

En las pruebas complementarias encontramos anemia con Hb de 9.5 e hiperglucemia de 213 mg/dl; el resto de analítica es normal, incluyendo iones y función renal. En la radiografía de tórax realizada en decúbito se comprueba la ausencia de neumomediastino y no existencia de otras imágenes patológicas. Tratamos de insertar una sonda nasogástrica sin éxito. En la endoscopia digestiva alta (Figura 1) urgente llevada a cabo en quirófano, bajo anestesia general, se observa desde arcada dentaria hasta 35 cm un nivel de líquido espeso blanquecino, evidenciándose a esta distancia la existencia de un molde sólido y duro de yeso imposible de movilizar y fragmentar con diferentes tipos de pinzas, siendo imposible además el manejo de asa de polipectomía o litotricia, ya que por su gran tamaño ocupa la cavidad esofágica por completo, impidiendo incluso el paso del endoscopio a la cavidad gástrica.

Figura 1
imagenes/imagen2_fig1.jpg

Se diagnostica por tanto de obstrucción esofágica por molde solidificado de yeso y dadas las comorbilidades del paciente, de mutuo acuerdo con el Servicio de Cirugía y la familia, se optó por tratamiento conservador, falleciendo aproximadamente a las 48 horas de su ingreso.

Discusión

Los bezoares son concreciones gástricas formadas por diversas sustancias, siendo los más comunes los tricobezoar, fitobezoar y farmacobezoar, los cuales se asocian generalmente a enfermedades mentales, desórdenes psiquiátricos (nuestro paciente presentaba síndrome de pica y retraso mental) o trastornos del vaciamiento gástrico, siendo la obstrucción aguda del tubo digestivo secundaria a éste una condición rara e inusual[1], ya que en la mayoría de los casos los bezoares se forman por una ingestión crónica de material generando así un aumento en la distensibilidad y acomodación de la víscera hueca y permitiendo el paso del líquido[2].

En nuestro caso se trata de un bezoar formado en horas, que produjo una obstrucción aguda, con pronóstico fatal para nuestro paciente. En la literatura, se han documentado casos de intentos autolíticos secundarios a ingesta de yeso, precisando tratamiento quirúrgico en aquellos en los que la endoscopia no fue resolutiva[3].

BIBLIOGRAFÍA

1 

Sleisenger & Fordtran: Enfermedades digestivas y hepáticas. 8ª Edición. Cuerpos extraños y Bezoares. Capitulo 23: 509-514.

2 

Erzurumlu K, Malazgirt Z, Bektas A, Dervisoglu A, Polat C, Senyurek G, et al.: Gastrointestinal bezoars: a retrospective analysis of 34 cases. World J Gastroenterol 2005, 11: 1813-1817.

3 

Yegane RA, Bashashati M, Bashtar R, Ahmadi M. Gastrointestinal obstruction due to plaster ingestion: a case-report. BMC Surg 2006, 6: 4.

4 

Sanei Taheri M, Kharrazi SM, Haghighatkhah HR, Moharamzad Y. Unusual acute formed gastric bezoars due to plaster ingestion successfully treated by gastric irrigation: report of two cases. Emerg Radiol 2008, 15: 357-359.

5 

Gernerott T, Jaenisch S, Hatch G, Albrecht UV, Guenther D. Planned complex suicide: Self-strangulation and plaster ingestion. Forensic Sci Int 2010, 202: e35-7.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios