SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión
Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las
Redes Sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn


Desde el #GATFD os invitamos a participar en el curso online "Puesta al día en la infección por Helicobacter pylori… https://t.co/UwZxXeQIZ2


Ya está disponible para su descarga el número extraordinario de la #51ReunionSAPD de la RAPD online. Puedes descarg… https://t.co/ai1ouxfDvs


RAPD 2012
VOL 35
N4 Julio - Agosto 2012

Descargar número completo
PDF
Núñez-Delgado, García-Villanova Ruiz, Eisman-Hidalgo, Titos-Vílchez, Carrasco-Chinchilla, and Olmedo-Sánchez: Hemorragia digestiva baja de repetición por tumor del estroma gastrointestinal yeyunal

Datos de la publicación


Hemorragia digestiva baja de repetición por tumor del estroma gastrointestinal yeyunal



Resumen

La hemorragia digestiva de origen oscuro (HDOO) es definida como un sangrado evidente cuyo origen es difícil de identificar y que persiste o recurre después de realizarse endoscopía alta y colonoscopia completa negativa, usualmente causado por sangrado del intestino delgado representa aproximadamente el 5% de todos los casos de sangrado gastrointestinal[1]. Los tumores del intestino delgado son la causa del 5 -10% de HDOO. Los GIST y los leiomiomas son los más proclives a sangrar cuando se localizan en el intestino delgado. Entre los métodos diagnósticos de HDOO la enteroscopia intraoperatoria tiene el más alto nivel de detección (70 -100%) seguido por la capsuloendoscopia (50 –80%).

Los GIST se originan en el tejido mesenquimal de la pared del tubo digestivo. El origen parece ser las células intersticiales de Cajal que se encuentran en los plexos mioentéricos, las cuales expresan habitualmente una transmembrana, receptor de la tirosina quinasa codificada por el gen KIT. Pueden clasificarse según presenten diferenciación mioide (la más frecuente), neural, mixta o ausencia de la misma. Representan el 1% de las neoplasias del tubo digestivo y suelen asentarse en el estómago, siendo el intestino delgado la segunda localización en frecuencia[2].

Sus manifestaciones clínicas son inespecíficas, la más habitual es la hemorragia digestiva por necrosis y perforación del tumor a la luz del tracto digestivo. Cuando se localizan en intestino delgado, su diagnóstico suele ser muy complicado ya que habitualmente no son accesibles a la endoscopia.

La detección cada vez mayor de los GIST y el aumento de la supervivencia han hecho las pruebas de imagen cada vez más importantes, no sólo para el diagnóstico sino también para el seguimiento de la respuesta al tratamiento. La tomografía computarizada (TC) es la modalidad de imagen de elección[3].

Palabras clave: Tumores del estroma gastrointestinal. Hemorragia digestiva baja.