SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q


RAPD 2013
VOL 36
N2 Marzo - Abril 2013

Descargar número completo
Califica este artículo:

509
PDF

Datos de la publicación


Esófago negro como signo de gravedad precoz en una pancreatitis aguda



Resumen

La necrosis esofágica aguda o esófago negro es una entidad muy rara, cuya incidencia real se desconoce . Ocurre generalmente en el contexto de pacientes con enfermedades graves subyacentes, postulándose una etiología multifactorial con componente predominante isquémico. Presentamos un caso , en el que la necrosis esofágica se presentó como signo de gravedad precoz en el contexto de una pancreatitis aguda.

Palabras clave: Esófago negro. Necrosis esofágica aguda. Pancreatitis aguda.

TRADUCCIÓN
Resumen(en)

Acute esophageal necrosis or black esophagus is a very rare entity, whose true incidence is unknown. It usually occurs in the context of patients with severe underlying diseases, with multifactorial etiology with predominant ischemic component. In this case, esophageal necrosis appeared as a sign of early severity in the context of acute pancreatitis.

Key words: Black esophagus. Acute esophageal necrosis. Acute pancreatitis.


CORRESPONDENCIA

Felipe Martínez-Alcalá García

Calle Baños 40

41002 Sevilla

Teléfono fijo: 954902437

Teléfono móvil: 615735417

fmartine2@hotmail.com

Caso clínico

Mujer de 59 años, con antecedentes personales de diabetes mellitus tipo II, que ingresa por un episodio de pancreatitis aguda. Al ingreso destaca en la analítica una amilasa de 26000 U.I e hiperglucemia de 220mg /dl. A las 36 horas después del del ingreso, se realiza un TAC abdominal, por persistencia de epigastralgia, clasificándose como pancreatitis aguda grado B de Balthazar, sin evidencia de líquido libre ni existencia de lesiones necróticas.

A a las 12 horas de la realización del TAC abdominal, se nos solicita una gastroscopia por episodio de hematemesis aislada, asociada a un ligero descenso en la hemoglobina. La exploración endoscópica revela en la misma, una mucosa esofágica muy friable a partir de tercio superior, que conforme avanzamos adquiere un tono parduzco con exudados algodonosos tapizando toda la circuferencia esofágica y con terminación abrupta de la misma a nivel de la unión gastroesofágica (Figuras 1 y 2). En el momento de la gastroscopia, la paciente se encontraba estable hemodinámicamente y sin signos de respuesta inflamatoria sistémica.

Figura 1

Esófago tercio inferior.

imagenes/ima1_fig1.jpg
Figura 2

Esófago Línea Z.

imagenes/ima1_fig2.jpg

Venticuatro horas después, la paciente presenta mala evolución, con aparición de taquipnea con tiraje intercostal y dolor abdominal mal controlado con analgesia convencional. Adicionalmente destaca una analítica con una leucocitosis de 15.000mm3 y una PCR de 173mg/l. Ante el deterioro clínico se decide su traslado a UCI,donde se reinstauran medidas de monitorización intensiva, fluidoterapia amplia y cobertura antibiótica de amplio espectro, a pesar de lo cual la paciente es exitus a las 48 horas de su ingreso por parada cardiorrespiratoria.

Discusión

El esófago negro es un hallazgo infrecuente con pocos datos reales en cuanto a su epidemiología. Se describen frecuencias en torno al 10.3% en series de autopsias[1] e incidencias que oscilan entre 0,01 y 0, 2% en estudios endoscópicos[2]-[4]. Su etiología esta también poco clarificada, postulándose un origen multifactorial y asociándose a numerosas etiologías ;como procesos infecciosos por citomegalovirus o virus del herpes, algunos antibióticos de amplio espectro, hiperglucemia, Síndrome de Steven-Johnson, hipotermia, desnutrición grave. En general y aunque su patogenia no esta clara se relaciona con estados de hipoperfusión y fenómenos isquémicos locales[2], [3], [5], [6].

Su pronóstico es habitualmente malo en general con una mortalidad también variable (33-50 %) que en la mayoría de los casos parece estar causada por su enfermedad de base[5]-[8].

En nuestro caso actuó como señal de alarma, previo al desarrollo de acontecimientos adversos que propiciaron su exitus , y no como entidad subyacente de las malas condiciones clínicas en las que evolucionó posteriormente.

Consideramos que su aparición se relacionó con a lo fenómenos de hiporperfusión e isquemia subyacentes al proceso inicial de la pancreatitis aguda. Posteriormente la evolución fue tórpida, debido probablemente al retraso en las medidas terapéuticas intensivas, ya que salvo el hallazgo endoscópico, nada hacia presagiar su posterior desenlace.

El control de la hipoperfusión secundaria a una inestabilidad hemodinámica en el contexto de un paciente crítico, parece un factor clave para mejorar el pronóstico de esta entidad. No obstante sería preciso contar con mayor información[9] sobre todos los factores implicados en su desarrollo, lo que permitiría identificar precozmente su aparición e intensificar el tratamiento en estos pacientes.

BIBLIOGRAFÍA

1 

Jacobsen NO, Christiansen J, Kruse A. Incidence of oesophageal necrosis in an autopsy material. APMIS 2003; 111: 591-4.

2 

Soussan EB, Savoye G, Hochain P , S. Hervé, M. Antonietti, F. Lemoine. et al. Acute esophageal necrosis: a 1-year prospective study. Gastrointest Endosc 2002; 56: 213-7.

3 

Moreto M, Ojembarrena E, Zabella M, Tanato JG, Ibáñez S. Idiopathic acute esophageal necrosis: not necessarily a terminal event. Endoscopy 1993; 25: 534-8.

4 

Augusto F, Fernandes V, Cremers MI, Oliveira AP, Lobato C, Alves AL et al . Acute necrotizing esophagitis: a large retrospective cases series. Endoscopy 2004; 36:411-5

5 

Barjas E, Pires S, Lopes J, Valente A, Oliveira E, Palma R, et al. Cytomegalovirus acute necrotizing esophagitis. Endoscopy 2001; 33: 735.

6 

Lacy BE, Toor A, Bensen SP, Rothstein RI, Maheshwari Y. Acute esophageal necrosis: report of two cases and a review of the literature. Gastrointest. Endosc 1999 ; 49: 527-32.

7 

Mishkin DS, Gelrud D. Acute esophageal necrosis (black esophagus) Uptodate.com 2005

8 

L. J Gómez, J. Barrio, R. Atienza, P. Fernández-Orcajo, L. Mata, E. Saracíbar et al. Acute esophageal necrosis: an underdiagnosed disease. Rev Esp Enferm Dig 2008;100(11):701-5.

9 

Castallo Llano R, Matar Khalil O, Cárdenas Vázquez A, Ruiz Vélez M, Juliao Baños F Sanín et al . Black esophagus: ¿ A rare or unknown disease ?. Rev Col Gastroenterol 2006 21: 62- 67.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios