SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q


RAPD 2018
VOL 41
N5 Septiembre - Octubre 2018

Descargar número completo
PDF
Martín-Lagos Maldonado and Gallart Aragón: Dolor torácico agudo y vómitos: ¿qué sospechar?

Datos de la publicación


Dolor torácico agudo y vómitos: ¿qué sospechar?

Acute chest pain and vomiting: what to suspect?


Resumen

La perforación espontánea del esófago se conoce como síndrome de Boerhaave. En la mayoría de los casos ocurre tras un cuadro de vómitos. Muchos pacientes se presentan con síntomas atípicos como shock o distress respiratorio, y a menudo el síndrome de Boerhaave es diagnosticado de forma errónea como una pericarditis, un infarto de miocardio o una úlcera perforada. Es fundamental que el clínico mantenga un alto índice de sospecha para el diagnóstico de este síndrome en cualquier paciente con vómitos y dolor retrosternal. La mayoría de los pacientes requieren tratamiento quirúrgico, y sólo una minoría pueden ser considerados para tratamiento conservador. Nosotros presentamos el caso de un paciente que presentó dolor torácico y vómitos revisando la presentación clínica y manejo del síndrome de Boerhaave.

Palabras clave: Boerhaave, perforación de esófago, neumomediastino, dolor torácico.

Abstract

Spontaneous perforation of the esophagus is known as Boerhaave syndrome. In most cases, it occurs after forceful vomiting. Many patients present with atypical symptoms such as shock or respiratory distress, and Boerhaave syndrome is often misdiagnosed as pericarditis, myocardial infarction, or perforated ulcer. It is very important for any physician to have a high index of suspicion for the diagnosis of Boerhaave syndrome in any patient with vomiting and retrosternal pain. Most patients require surgical treatment, and only a minority can be considered for conservative management. We present the case of a patient who presented with chest pain and vomiting and discuss the clinical presentation and management of Boerhaave syndrome.

Keywords: Boerhaave, esophageal rupture, pneumomediastinum, chest pain.