SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión
Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las
Redes Sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn


Desde el #GATFD os invitamos a participar en el curso online "Puesta al día en la infección por Helicobacter pylori… https://t.co/UwZxXeQIZ2


Ya está disponible para su descarga el número extraordinario de la #51ReunionSAPD de la RAPD online. Puedes descarg… https://t.co/ai1ouxfDvs


RAPD 2020
VOL 43
N2 Marzo - Abril 2020

Descargar número completo
Califica este artículo:

213
PDF

Datos de la publicación


Obstrucción de intestino delgado secundaria a migración de sonda de gastrostomía

Duodenal obstruction secondary to percutaneous endoscopic gastrostomy tube migration


Resumen

La inserción de la sonda de gastrostomía percutánea es un procedimiento seguro con bajo índice de complicaciones. Presentamos el caso de un paciente portador de gastrostomía, en el que se colocó una sonda de tipo Foley que migró a intestino delgado a través del píloro, produciendo un cuadro de obstrucción duodenal. Esta complicación es más frecuente con sondas tipo Foley, por lo que se recomienda el recambio precoz en las primeras 24 horas a una sonda de gastrostomía con adecuado sistema de sujeción a la pared abdominal.

Palabras clave: gastrostomía, obstrucción duodenal, sonda Foley.

Abstract

Percutaneous endoscopic gastrostomy tube insertion is a safe procedure, with low complication rate. We present the case of a patient with gastrostomy, in which a Foley catheter was placed, causing a duodenal obstruction due to its migration through the pylorus. This complication es more frequent with Foley catheter, so early replacement in the first 24 hours is recommended for a gastrostomy tube with adequate abdominal wall attachment system.

Keywors: gastrostomy, duodenal obstruction, Foley catheter.


CORRESPONDENCIA

Ana Pardillos Tomé

Hospital Ernest Lluch

50299 Calatayud (Zaragoza)

apardtome@hotmail.com

CITA ESTE TRABAJO

Pardillos Tomé A, Artal Ortín A, Sarriá Octavio de Toledo L. Obstrucción de intestino delgado secundaria a migración de sonda de gastrostomía. 2020;43(10):103-104.

Introducción

Se considera que la gastrostomía endoscópica percutánea es un procedimiento seguro. No obstante, es conveniente conocer sus posibles complicaciones y su manejo adecuado. La migración de la sonda de gastrostomía es un hecho poco frecuente, aunque debe ser considerada en pacientes portadores de gastrostomía que presenten clínica de vómitos e intolerancia a la nutrición.

Caso clínico

Presentamos el caso de un varón de 64 años portador de gastrostomía endoscópica percutánea (PEG) desde que presentó nueve meses antes parada cardiorrespiratoria debida a coma mixedematoso, sufriendo situación de encefalopatía anóxica posterior. En la residencia donde residía se extrajo accidentalmente la sonda de alimentación y fue sustituida por una de tipo Foley. Días después ingresa por vómitos e intolerancia a la nutrición. La exploración fue normal. Analíticamente destacaba colestasis con valores de bilirrubina total 1,55 mg/dl, GGT 224 U/L y FA 325 U/L. Se llevó a cabo una endoscopia digestiva alta, observando migración de la sonda a través del píloro con impactación del globo distal a nivel de yeyuno proximal. Tras retirada de ésta, se observa una úlcera extensa en rodilla duodenal secundaria al decúbito. En TAC se comprueba que el extremo de la sonda se localiza a nivel de yeyuno, provocando distensión gástrica y oclusión de intestino delgado. Tras retirada de la sonda y colocación de botón se resuelve la clínica y se normaliza la colestasis, siendo ésta última secundaria a obstrucción del drenaje biliar a nivel de la papila duodenal.

Figura 1

A. Gastroscopia en la que se observa la introducción de la sonda Foley a través del píloro. B. Corte transversal de TAC observando balón inflado de la sonda a nivel de yeyuno.

imagenes/img7_fig1.jpg

Discusión

La inserción de una sonda de gastrostomía percutánea es un procedimiento seguro con escasas complicaciones: menores (6%) y mayores (3%)[1]. La oclusión de intestino delgado es una complicación descrita aunque infrecuente de la PEG, producida por la migración de la sonda a través del píloro[2],[3]. Las sondas de tipo Foley son fáciles de colocar y se encuentran accesibles en la mayoría de residencias y centros sanitarios, pero al no disponer de un sistema de sujeción externa a la pared abdominal presentan el riesgo de que se produzca la migración de la sonda a duodeno. Para evitar esta complicación es importante el recambio precoz a una sonda PEG adecuada preferiblemente en las primeras 24 horas[4].

Bibliografía

1 

Schrag SP, Sharma R, Jaik NP et al. Complications related to percutanous endoscopic gastrostomy (PEG) tubes. A comprehensive clinical review. J Gastrointestin Liver Dis 2007;16:407-18

2 

McGovern R, Barkin JS, Goldberg RI, et al. Duodenal obstruction: A complication of percutaneous endoscopic gastrostomy tube migration. Am J Gastroenterol 1990;85:1037-8.

3 

Barosa R, Santos C, Fonseca J. Gastric outlet obstruction: an unusual adverse event of percutaneous endoscopic gastrostomy. Rev Esp Enferm Dig 2016;108(1),53-4

4 

Kadakia SC, Cassaday M, Shaffer RT. Comparison of Foley catheteras a replacement gastrostomy tube with commercial replacement gastrostomy tube: A prospective randomized trial. Gastrointest Endosc1994;40(2 Pt 1):188-93.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios