SAPD
Sociedad Andaluza
de
Patología Digestiva
Iniciar sesión
Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las
Redes Sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn


Recuerda que el plazo de envío de Comunicaciones para la #51ReunionSAPD finaliza en 3 días. Hasta el miércoles 30,… https://t.co/JPBxd1xtTz


RT @Dr_Ampuero: Agradecido a la @sepd por este reconocimiento y, como no, a @mromerogomez y @SeLiver_group por acompañarme en este (no siem…


Desde @sapdes queremos felicitar al Dr Ampuero, vocal y miembro activo de la #SAPD y del Grupo Andaluz de Hepatolog… https://t.co/Rz6C3vn8Ia


Recuerda que el plazo de envío de Comunicaciones para la #51ReunionSAPD finaliza en 𝟏 𝐬𝐞𝐦𝐚𝐧𝐚. Hasta el 30/09, puede… https://t.co/8oFKn4nk0m


RAPD 2020
VOL 43
N4 Julio - Agosto 2020

Descargar número completo
Califica este artículo:

86
PDF

Datos de la publicación


Apendicitis aguda secundaria a infección por Enterobius vermicularis

Acute appendicitis due to infection by Enterobius vermicularis


Resumen

Presentamos el caso clínico a través de imágenes radiológicas e histológicas, de un paciente de 6 años de edad con dolor abdominal persistente, en fosa ilíaca derecha, que fue diagnosticado de apendicitis aguda mediante ecografía. Tras la realización de apendicectomía urgente, durante el acto quirúrgico y en el análisis histológico posterior, se demostró la existencia de un parásito en la luz apendicular, correspondiente a Enterobius vermicularis.

La apendicitis aguda es una de las causas más frecuentes de abdomen agudo, y el tratamiento de elección es la apendicectomía. La propuesta etiológica más aceptada actualmente es la obstrucción del apéndice vermiforme. En un pequeño porcentaje de pacientes estos síntomas apendiculares están motivados por otras causas como la colonización de la luz apendicular por parásitos intestinales, siendo la infección por Enterobius vermicularis la parasitosis con mayor prevalencia en todo el mundo. En estos casos, es fundamental el conocimiento etiológico ya que el tratamiento quirúrgico no será suficiente para su erradicación, siendo necesario complementarlo con fármacos antihelmínticos y medidas higiénicas con objetivo de evitar la progresión y tratar la infección parasitaria larvada.

Palabras clave: apendicitis, Enterobius vermicularis.

TRADUCCIÓN
Resumen(en)

We present the clinical case through radiological and histological images of a 6-year-old patient with persistent abdominal pain in the right iliac fossa who was diagnosed with acute appendicitis by ultrasound. After performing an emergency appendectomy, during surgery, and in the subsequent histological analysis, the existence of a parasite in the appendicular lumen, corresponding to Enterobius vermicularis, was demonstrated.

Acute appendicitis is one of the most frequent causes of acute abdomen, and the treatment of choice is appendectomy. The most widely accepted etiological proposal at present is obstruction of the vermiform appendix. In a small percentage of patients, these appendicular symptoms are brought about by other causes, such as colonization of the appendicular lumen by intestinal parasites, with Enterobius vermicularis infection being the most prevalent parasitosis worldwide. In these cases, etiological knowledge is essential since surgical treatment will be insufficient for its eradication, and it must be supplemented with anthelmintics and hygienic measures in order to prevent progression and treat larval parasitic infection.

Keywords: appendicitis, Enterobius vermicularis.


CORRESPONDENCIA

Elena Moya Sánchez

Hospital Universitario Clínico San Cecilio

18014. Granada

elemoya89@gmail.com

CITA ESTE TRABAJO

Moya Sánchez E1, Pérez Naranjo P1, García Espinosa J. Apendicitis aguda secundaria a infección por Enterobius vermicularis. RAPD Online. 2020;43(4):165-67.

Introducción

Presentamos el caso de un varón de 6 años de edad sin antecedentes clínicos de interés, que consulta por cuadro clínico de 3 días de evolución consistente en dolor abdominal periumbilical de tipo cólico y vómitos, con disminución del apetito y sin fiebre termometrada.

Los parámetros analíticos se encuentran en rango de normalidad.

En la exploración física se evidencia abdomen blando y depresible con dolor en fosa ilíaca derecha (FID) a la palpación, con ruidos intestinales presentes en la auscultación y sin signos de irritación peritoneal.

Debido a la discordancia entre la exploración física y los datos analíticos se solicita una ecografía abdominal para despistaje de posible cuadro de apendicitis aguda. En la exploración ecográfica se identifica en FID una estructura tubular, no compresible y aperistáltica, compatible con apéndice vermiforme. Presenta un grosor parietal normal y un diámetro en el límite superior de la normalidad (7 mm) (Figura 1A). Asocia cambios inflamatorios en vecindad (Figura 1B) y adenopatías mesentéricas en fosa ilíaca derecha de características morfológicas reactivas.

Figura 1

Imágenes ecográficas. A: Imagen en modo B en la que se observa una estructura tubular de diámetro aumentado en fosa ilíaca derecha, compatible con apéndice vermiforme que a la exploración Doppler en B: presenta hiperemia parietal y aumento de ecogenicidad de la grasa adyacente en relación con cambios inflamatorios asociados.

imagenes/08_fig1.jpg

El paciente fue intervenido de apendicectomía con diagnóstico definitivo de apendicitis aguda flemonosa. Al seccionar la base apendicular se evidencia la salida hacia la cavidad abdominal de dos parásitos subcentimétricos. Se envía la pieza quirúrgica para estudio anatomopatológico objetivándose la presencia del parásito (E. vermicularis) con huevos y congestión vascular secundaria de la mucosa apendicular (Figura 2). El postoperatorio del paciente transcurre sin incidencias. Debido a estos hallazgos, el tratamiento quirúrgico fue complementado con tratamiento farmacológico antiparasitario (mebendazol 100 mg dosis única), se trató a familiares convivientes con el paciente y se reforzaron medidas higiénicas.

Figura 2

Imágenes histológicas. A: tinción de hematoxilina-eosina en la que se aprecia un corte axial del apéndice con luz congestiva y el parásito (Enterobius vermicularis) en su interior. B: Enterobius vermicularis a mayor aumento con presencia de huevos que clásicamente son blancos, transparentes.

imagenes/08_fig2.jpg

Discusión

La apendicitis aguda es una de las causas más comunes de abdomen agudo siendo la emergencia quirúrgica más frecuente[1].

La obstrucción del apéndice vermiforme ha sido propuesta como la etiología principal de este cuadro inflamatorio, aunque no siempre somos capaces de identificarla, por lo que algunos autores consideran que la obstrucción es el resultado y no la causa de la inflamación del apéndice[2].

No existe una única teoría que explique todos los casos de apendicitis aguda, la cual es variable dependiendo del rango de edad.

Las infecciones parasitarias del apéndice constituyen una etiología infrecuente de apendicitis aguda, si bien se debe considerar en niños con dolor abdominal[1],[3].

Dentro de estas parasitosis, como agentes microbiológicos reseñables se encuentran Enterobius, Ascaris, Giardia y E. histolytica.

La enterobiasis es una infección de tipo familiar producida por Enterobius vermicularis, anteriormente conocido como Oxiurus vermicularis[1] caracterizada por prurito (anal, nasal, vulvar), trastornos gastrointestinales y nerviosos.

Este parásito es un nematodo obligado pequeño, filiforme y blanco, que afecta a millones de personas siendo la infección por nematodos más frecuente a nivel mundial, aunque existe marcada variabilidad geográfica. La mayor prevalencia de esta parasitosis tiene lugar en niños y adolescentes[4].

Es un parásito exclusivo del hombre que se transmite por vía fecal-oral. El lugar de colonización más frecuente es el margen anal, por ello el prurito anal es el síntoma más común. El parásito puede desplazarse a otras regiones ectópicas dando lugar a síntomas por inflamación local o incluso sobreinfección bacteriana. Entre ellas cabe destacar la infiltración de la trompa de Falopio, pudiendo provocar abscesos tuboováricos, granulomas en vulva, vagina, útero u ovarios. También existe un incremento en la incidencia de infección del tracto urinario, por migración a través de la uretra y la vejiga[4],[5].

Estos parásitos en su hábitat intestinal pueden migrar y alcanzar el apéndice cecal donde muchos autores consideran que juegan un papel fisiopatológico en la producción de cuadros de apendicitis aguda. Se conoce que Enterobius vermicularis es capaz de irritar la mucosa apendicular, producir microtraumatismos en este tejido y así permitir el ingreso de gérmenes en la pared desencadenando el proceso inflamatorio típico del cuadro de apendicitis[5].

En conclusión, no debemos olvidar que la parasitosis asociada a apendicitis es una patología poco frecuente, si bien debemos mantener una alta sospecha en pacientes pediátricos con clínica de dolor abdominal inespecífico o prurito anal[4].

En caso de apendicitis aguda secundaria a infección por E. vermicularis, la apendicectomía no es el tratamiento definitivo, siendo necesario completarlo con fármacos antihelmínticos (albendazol o mebendazol) con el objetivo de evitar la progresión o tratar la infección parasitaria larvada[2],[5].

Bibliografía

1 

Dunphy L, Clark Z, Raja MH. Enterobius vermicularis (pinworm) infestation in a child presenting with symptoms of acute appendicitis: a wriggly tale! BMJ Case Rep 2017; 10:1–3

2 

Alejandre Villalobos C, Férnandez- SanMillán D, López-Tomassetti Fernández E, Hernández Hernández JR. Acute appendicitis due to parasitosis. Cir Esp 2018; 96:306-308.

3 

Zuhair D.H, Abdulwahid N.S, Shvan H.M, Fahmi H.K, Karzan M.S, et al. Enterobius vermicularis causing acute appendicitis, a case report with literature review. International Journal of Surgery Case Reports 2019; 63:153-156.

4 

Nelson Allen L, Yi-Chien Tsai A. Unusual case of appendicitis. BMJ Case Rep 2016; doi:10.1136/bcr-2016-214944

5 

Echazarreta-Gallego E, Córdoba-Díaz de Laspra E, Mejia-Urbaez E, Hernáez-Arzoz A, Sánchez-Blasco L, Elía-Guedea M. Appendicitis and parasites: Reporting of 2 cases. Rev Chil Cir 2016; 68:373-375.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios