SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Desde la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva @sapdes os deseamos a tod@s una Feliz Navidad y un Próspero Año N… https://t.co/pX4R5qTSuL


RAPD 2013
VOL 36
N2 Marzo - Abril 2013

Descargar número completo
PDF
Martos-Ruiz, Sánchez-Capilla, de la Torre-Rubio, Ruiz-Cabello Jiménez, and De-Teresa Galván: Cápsula endoscópica en el diagnóstico de melanoma metastásico con afectación de intestino delgado

Datos de la publicación


Cápsula endoscópica en el diagnóstico de melanoma metastásico con afectación de intestino delgado



Resumen

La afectación de intestino delgado es frecuente en los casos de melanoma con extensión metastásica; de hecho, éste se encuentra afectado en más de un 30 % de autopsias de pacientes con melanoma metastásico. Las manifestaciones clínicas dependen de la localización y tamaño de la metástasis, siendo en forma de hemorragia hasta en 26% de los casos. La detección precoz de esta forma de diseminación es importante pues puede implicar un cambio en la actitud terapéutica posterior. Para el diagnóstico de las metástasis gastrointestinales se suelen utilizar la TAC, el PET y/o la cápsula endoscópica, siendo esta última de gran utilidad puesto que permite la visualización directa de las metástasis. En nuestro caso, la cápsula endoscópica fue la técnica de elección para el diagnóstico etiológico del sangrado recidivante que presentaba el enfermo. Finalmente se decidió administrar quimioterapia paliativa dado el número de metástasis y la infiltración de tejidos vecinos.

Palabras clave: melanoma metastásico, intestino delgado, cápsula endoscópica.

TRADUCCIÓN
Resumen(en)

The small bowel involvement is common in cases of melanoma with metastatic spread; in fact, it is affected by more than 30% of autopsies of patients with metastatic melanoma. Clinical manifestations depend on the location and size of metastases, being in the form of bleeding in up to 26% of cases. Early detection of this form of dissemination is important since it may involve a change in the subsequent therapeutic approach. For the diagnosis of gastrointestinal metastases the most commonly used diagnostic techniques are CT, PET and/or capsule endoscopy, the latter being very useful as it allows direct visualization of metastases. In our case, the capsule endoscopy was the technique of choice for the etiologic diagnosis of recurrent bleeding that suffered the patient. Finally we decided to administer palliative chemotherapy, since the spread of the metastases and the infiltration of neighboring tissues.

Key words: metastatic melanoma, small bowel, capsule endoscopy.