SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn


RAPD 2017
VOL 40
N3 Mayo - Junio 2017

Descargar número completo
Califica este artículo:

104
PDF

Datos de la publicación


Rotura espontánea de esófago tras ingesta de alcohol

Spontaneous esophageal rupture after alcohol intake


Resumen

La rotura espontánea esofágica, o síndrome de Boerhaave, constituye una patología infrecuente que suele asociarse a una elevada mortalidad. La presentación clínica suele ser muy característica, por ello una actuación rápida puede ser determinante para el pronóstico.

Palabras clave: rotura espontánea de esófago, síndrome de Boerhaave.

Abstract

The spontaneous esophageal rupture (Boerhaave syndrome) is a rare condition associated with high mortality. Most of the times, its clinical findings are typical, which makes a quick diagnosis crucial for the final outcome.

Keywords: spontaneous esophageal rupture, Boerhaave syndrome.


CORRESPONDENCIA

Antonio Caballero Muñoz

Hospital Virgen de las Nieves

Avda. de las Fuerzas Armadas, 2

18014 Granada

ogy1492@hotmail.com

Caso clínico

Se presenta el caso de un paciente de 51 años, sin antecedentes de interés y bebedor de unos 60 g de alcohol al día, que acude a urgencias por cuadro de dolor centrotorácico muy intenso no irradiado de dos horas de evolución tras ingesta de alcohol. Presenta importante sensación nauseosa pero no ha logrado vomitar. No ha presentado fiebre ni sensación distérmica. A su llegada presenta estabilidad hemodinámica. La exploración abdominal encuentra una defensa muscular voluntaria sin claros signos de irritación peritoneal. Se realiza un TC abdominal con contraste donde se objetivan signos de neumomediastino con engrosamiento y desestructuración de la pared del esófago distal sugerente de rotura espontánea esofágica (Figuras 1, 2 y 3). Conocido el resultado, se procede a ingreso para intervención quirúrgica urgente, donde se realiza esofaguectomía subtotal con esofagostomía cervical y colocación de sonda de yeyunostomía para alimentación, tras identificar perforación esofágica de unos 2 cm de longitud en esófago distal. Tras un postoperatorio clínicamente tórpido por un síndrome de deprivación alcohólica, el paciente evoluciona favorablemente y se procede al alta hospitalaria. Un mes después ingresa de forma programada para reconstrucción esofágica con plastia gástrica retroesternal.

Figura 1

Imagen de TC donde se aprecia rotura esofágica distal y neumomediastino.

imagenes/imagen2_fig1.jpg
Figura 2

Importante cantidad de aire en mediastino.

imagenes/imagen2_fig2.jpg
Figura 3

Aire subcutáneo a nivel cervical.

imagenes/imagen2_fig3.jpg

El paciente no ha vuelto a presentar clínica relacionada en los siguientes cuatro años. Actualmente se encuentra en estudio por probable hepatopatía alcohólica crónica.

El síndrome de Boerhaave supone alrededor del 15% de roturas de esófago[1]. Este síndrome se asocia en ocasiones a esofagitis eosinofílica, esofagitis secundaria a medicación, esófago de Barrett o úlceras infecciosas[2]. El cuadro clínico suele desencadenarse tras un episodio de vómitos, sin embargo en este caso no llegó a producirse. Probablemente tanto las náuseas como el esfuerzo provocado por éstas produjeron el aumento de presión necesario para la rotura.

La mortalidad se encuentra entre el 16% y el 51%, sin embargo se llega al 70% de los casos si no se interviene a tiempo[3]. En caso de rotura mínima y estabilidad clínica se podrá comenzar tratamiento conservador; sin embargo la gran mayoría de los casos requerirá tratamiento quirúrgico[4]. Debido a la gravedad del cuadro, el diagnóstico y tratamiento tempranos se hacen fundamentales.

Bibliografía

1 

Brinster CJ, Singhal S, Lee L, et al. Evolving options in the management of esophageal perforation. Ann Thorac Surg 2004; 77:1475.

2 

Pate JW, Walker WA, Cole FH Jr, et al. Spontaneous rupture of the esophagus: a 30-year experience. Ann Thorac Surg 1989; 47:689.

3 

Larsen K, Skov Jensen B, Axelsen F. Perforation and rupture of the esophagus. Scand J Thorac Cardiovasc Surg 1983; 17:311.

4 

Carrott PW Jr, Low DE. Advances in the management of esophageal perforation. Thorac Surg Clin 2011; 21:541.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios