SAPD
Sociedad Andaluza
de Patología Digestiva

Iniciar sesión


Tanto si ha olvidado su contraseña, como si se ha bloqueado por intentos erróneos de conexión deberá:

solicitar nueva contraseña

Buscar en la RAPD Online

Síguenos en las Redes Sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn

SAPD

SAPD

@sapdes

Publicado el número extraordinario de 2019 de la RAPD online #50SAPD https://t.co/mgMumVwwCp https://t.co/1YIJWy5z4q

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @redaccionmedica: .@sapdes recomienda poner en marcha una comisión de seguimiento del Programa de Detección Precoz de Cáncer Colorrectal…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @sepdigestiva: ¡Felicidades @sapdes! Desde aquí os deseamos, por lo menos, otros cincuenta más 😊 Os estaremos acompañando en la próxima…

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @drapereza: @sapdes Lo queremos compartir con todas las sociedades cientificas q nos han acompañado en nuestro cumpleaños @aegastro @AEE

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @jgarciacano1: Enhorabuena a @sapdes por haber celebrado su 50 aniversario. En estos momentos de déficits importantes en la financiación…

SAPD

SAPD

@sapdes

Despedida de la #50SAPD. Hasta la próxima edición en Jaén 2020. https://t.co/VRWCH7bIfw

SAPD

SAPD

@sapdes

La Dra. Ángeles Pérez Aisa @drapereza, presidenta de la SAPD y el Dr. Manuel Romero Gómez @mromerogomez, presidente… https://t.co/NrlqPQvQ0K

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @mromerogomez: El Dr Suarez de HU de Valme presenta su última comunicación oral en #50SAPD. Retirar antivirals en hepatitis B puede ser…

SAPD

SAPD

@sapdes

¿Hay algún factor de respuesta a vedolizumab en la enfermedad inflamatoria intestinal? @HUVMacarena #50SAPD https://t.co/ilyX3gvQEc

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @drapereza: Todo el mundo participando hasta el final en la reunion #50SAPD ...entrega maxima...gracias https://t.co/IJvseIOPuk

SAPD

SAPD

@sapdes

Suspensión del tratamiento con análogos de nucleótidos (AN) en pacientes con hepatitis crónica por VHB (HCB) HBEAG… https://t.co/y1Fhja5vWn

SAPD

SAPD

@sapdes

Registro europeo del manejo de h. pylori (HP-EUREG): análisis intermedio de los tratamientos de primera línea en an… https://t.co/e8dfYKCcl7

SAPD

SAPD

@sapdes

Marcapasos y desfibriladores automáticos implantables en la realización de cápsula endoscópica: seguridad y eficaci… https://t.co/3t17CqMIh3

SAPD

SAPD

@sapdes

Evaluación de nuevos biomarcadores potenciales para el daño hepático inducido por fármacos @_ibima @DestiNAGenomichttps://t.co/lh6YLMFEsi

SAPD

SAPD

@sapdes

Última Sesión Plenaria de Comunicaciones Orales, moderada por el Dr. Manuel Rodríguez Téllez @DigestivoTellezhttps://t.co/8N6u2QXLPr

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @mromerogomez: @clparrac de @HospitalUVRocio dicta la conferencia de clausura en #50SAPD ciencia de datos e inteligencia artificial, her…

SAPD

SAPD

@sapdes

En la celebración de nuestro 50 aniversario queremos compartir con todos vosotros nuestro video conmemorativo… https://t.co/PTSgpxp7tm

SAPD

SAPD

@sapdes

RT @RosalesDigestiv: Conferencia de clausura del #50SAPD con D. Carlos Parra, moderado por @mromerogomez sobre la ciencia de datos y la int…

SAPD

SAPD

@sapdes

Conferencia de Clausura: “La ciencia de datos y la inteligencia artificial en la práctica clínica” moderada por el… https://t.co/J1bwrnioQA


RAPD 2019
VOL 42
N4 Julio - Agosto 2019

Descargar número completo
Califica este artículo:

96
PDF

Datos de la publicación


Ingesta voluntaria de cuerpos extraños en paciente con patología psiquiátrica

Deliberate foreign bodies ingestion in a patient with psychiatric pathology


Resumen

Comúnmente se aceptan tres grandes grupos de pacientes en los que es más frecuente la ingesta de cuerpos extraños: en la edad pediátrica, en reclusos y en pacientes con patología psiquiátrica. Existen algoritmos para su manejo dependiendo de la localización, el tamaño, la forma y el tipo de material ingerido, con particularidades en caso de pacientes psiquiátricos (encaminadas a evitar que la conducta se perpetúe).

Presentamos el caso de una paciente con trastorno de personalidad histriónico y demencia postraumática que condicionaban conductas autolíticas que en un período de tres meses tuvo varias asistencias en Urgencias por ingesta voluntaria de cuerpos extraños (IVCE).

Palabras clave: cuerpo extraño gastrointestinal, ingesta voluntaria, patología psiquiátrica.

TRADUCCIÓN
Resumen(en)

Commonly three large groups of patients are accepted where foreign bodies ingestion is usually seen: in the pediatric age, in inmates and in patients with psychiatric pathology. There are algorithms for its management depending on the location, size, shape and type of material ingested, with particularities in the case of psychiatric patients (aimed at preventing the behavior from being perpetuated).

We present the case of a patient with histrionic personality disorder and post-traumatic dementia that conditioned autolytic behaviors that had several assists in the Emergency Department for a voluntary intake of foreign bodies over a period of three months.

Keywords: gastrointestinal foreign body, deliberate ingestion, psychiatric pathology.


CORRESPONDENCIA

Juan Pastor Roldán Aviña

Hospital de Alta Resolución de Écija

41400 Écija (Sevilla)

jproldan@aecirujanos.es

CITA ESTE TRABAJO

Roldán Aviña JP, Merlo Molina S, Ceballos López J, Cañas Ortega B, MuñozPozo F. Ingesta voluntaria de cuerpos extraños en paciente con patología psiquiátrica. RAPD Online. 2019;42(4):144-47.

Introducción

La ingesta intencional de cuerpos extraños es relativamente frecuente en pacientes con discapacidad intelectual, desórdenes mentales, abuso de drogas, patología psiquiátrica o por existencia de motivaciones externas como en los presos encarcelados. Cuando la ingesta es repetida, puede formar parte de un síndrome de automutilación y/o de comportamientos de búsqueda de atención. El tratamiento dependerá de las características de los objetos ingeridos, su localización y de la de complicaciones, y deberá incluir la valoración del estado de la salud mental de los pacientes.

Caso clínico

Mujer de 50 años de edad, con trastorno histriónico de la personalidad, demencia postraumática de predominio fronto-parietal (traumatismo craneoencefálico severo trece años antes) con varios intentos de autolisis previos. Es traída a Urgencias por haberse tragado una piedra tras una discusión familiar, no presentando síntomas digestivos ni respiratorios y con exploración física sin alteraciones. En la radiografía (Rx) se apreciaba un cuerpo extraño de densidad calcio a nivel del estómago (Figura 1). Tanto Digestivo como Cirugía coinciden en que se puede realizar tratamiento conservador con observación domiciliaria y controles radiológicos.

Figura 1

Radiografía simple de abdomen (Día 0): Ingesta de piedra (única).

imagenes/caso2_fig1.jpg

El mismo día que tenía previsto el primer control, es traída a Urgencias por haber ingerido tres piedras tras otra discusión familiar la noche anterior, encontrándose asintomática y con exploración física normal. En la Rx ya no se ve la primera piedra, y se apreciaban tres imágenes de densidad calcio a nivel de la fosa ilíaca derecha (Figura 2). Tras consultar con equipo de Cirugía de guardia se opta nuevamente por tratamiento conservador y se le indica a la familia que contacten con el equipo de salud mental de distrito (ESMD) por si fuese necesario modificar la medicación (quetiapina 200 mg cada 12 horas, lorazepam 2,5 mg cada 8 horas, fluoxetina 40 mg cada 12 horas, haloperidol 3 mg + clorazepato dipotásico 15 mg si presenta agitación). A las 48 horas las piedras aparecen en las heces por lo que no precisó control radiológico.

Figura 2

Radiografía simple de abdomen (Día 7): Ingesta de piedras (tres).

imagenes/caso2_fig2.jpg

Unas tres semanas después del primer episodio es traída nuevamente a Urgencias por haber ingerido una piedra sin ningún desencadenante previo. En la Rx se apreciaba una imagen de densidad calcio a nivel de la cámara gástrica (Figura 3). Tras revisar episodios previos, y atendiendo al menor tamaño de la piedra ingerida respecto a ocasiones anteriores, Cirugía y Digestivo recomiendan una vez más tratamiento conservador insistiendo a la familia en la absoluta necesidad de que sea revisada en su ESMD.

Figura 3

Radiografía de abdomen en bipedestación en proyecciones AP y L (Día 23): ingesta de piedra (única).

imagenes/caso2_fig3.jpg

Poco más de un mes después, volvió a Urgencias por haberse tragado una moneda tras una discusión familiar. En esta ocasión presentó sensación nauseosa con un vómito de aspecto alimentario. En la Rx se visualizaba un cuerpo extraño metálico a nivel gástrico distal o duodenal proximal (Figura 4). La misma paciente realizaba crítica de lo sucedido y comentando que no se estaba tomando todo el tratamiento que prescrito. Se dio de alta para observación domiciliaria y en Rx a los 3 días ya no se veía la moneda.

Figura 4

Radiografía simple de abdomen (Día 62): ingesta de moneda (única).

imagenes/caso2_fig4.jpg

En la actualidad, tras nueve meses desde el primer episodio la paciente no ha vuelto a ingerir cuerpos extraños. Tras el último episodio la paciente ingresó en una residencia asistida.

Discusión

La ingesta de cuerpos extraños (CE) se produce sobre todo en la edad pediátrica (80% de todos los casos)[1]. En los adultos las causas se pueden agrupar en accidentales o voluntarias, presentando una proporción de 3:2[2]. En este último grupo encontramos a pacientes con trastorno límite de la personalidad, esquizofrenia, psicosis, trastorno obsesivo-compulsivo y conductas suicidas/parasuicidas[2]-[4]. Cuanto mayor es el número de episodios de IVCE, mayor es el porcentaje de pacientes que presentan trastornos psiquiátricos[3], y al estudiar los factores de riesgo el patrón más común es el de un paciente de sexo masculino, encarcelado o con alguna enfermedad psiquiátrica[5]. En numerosas ocasiones estos factores etiológicos y de riesgo no son únicos, y pueden presentarse varios de forma simultánea.

Ante un paciente con una IVCE se deben valorar cinco aspectos: localización, número y tipo del CE, motivación para su ingesta y la existencia de diagnósticos psiquiátricos previos[3]. Así mismo deben recogerse si existen factores desencadenantes como los conflictos interpersonales, económicos, de pareja y/o familiares, que además deben considerarse también como factores de vulnerabilidad[3]. El cuadro clínico dependerá de la naturaleza, localización y progresión del CE, y de la existencia o no de lesiones asociadas[6]. En la mayoría de los casos los pacientes se encuentran asintomáticos[7]-[10].

En Urgencias la primera prueba diagnóstica que suele pedirse es la Rx de abdomen (sensibilidad 32% y especificidad 91%)[10], donde hasta un tercio de los CE no son visibles[8] y cuya indicación principal será para CE metálicos, huesos, raspas/espinas de pescado o cuando se desconozca el tipo de CE[7]. Cuando se trate de CE pequeños o ante la sospecha de perforación intestinal la prueba de elección será un TAC de abdomen[7],[10]. Específicamente se desaconseja la utilización de contraste baritado vía oral tanto por el riesgo de aspiración como por empeorar la visibilidad en caso de que se precise la realización de una endoscopia[7],[10].

No debemos olvidar que el 80-90% de los CE terminan pasando de forma espontánea a lo largo de todo el tubo digestivo, necesitando sólo un 10% de extracción endoscópica y menos de un 1% de tratamiento quirúrgico[1],[2],[7],[9]. Por lo tanto, en la gran mayoría de los casos se recomendará tratamiento conservador con observación domiciliaria (pacientes asintomáticos, con CE <2 cm de diámetro o >5-6 cm de largo y que sean romos), excepto en la ingesta de pilas de botón o de imanes[7],[10], siempre y cuando el estado de salud mental del paciente lo permita[9]. Se deberán revisar las heces en busca del CE, realizando controles radiológicos semanales[7],[10]. Pasadas 3-4 semanas si el CE permanece a nivel gástrico está indicada la realización de una endoscopia[7],[10]. En pacientes reincidentes con IVCE la evaluación psiquiátrica especializada es mandatoria, y en pacientes que precisen ingreso hospitalario es imprescindible[4],[9],[10]. Como es lógico el tratamiento quirúrgico queda reservado ante la aparición de complicaciones o por fracaso en la extracción endoscópica en pacientes sintomáticos o en pacientes con CE que presenten riesgo de perforación[1],[8],[11].

Mediante el análisis de diversas variables se puede determinar desde el punto de vista del pronóstico la necesidad de: ingreso hospitalario (número de CE ingeridos y aumento leucocitos); tratamiento endoscópico (múltiples CE, aumento leucocitos y tamaño >5 cm); y tratamiento quirúrgico (número de CE ingeridos, localización postpilórica, fallo tratamiento endoscópico y aumento leucocitos)[8]. Respecto a la posibilidad de perforación intestinal las variables pronósticas son: la existencia de un CE alargado y afilado (espina de pescado, hueso de pollo o mondadientes) localizado en angulaciones del intestino delgado (generalmente asas de íleon)[11].

En pacientes con IVCE, se deberán tener en cuenta la existencia de antecedentes psiquiátricos y/o de factores desencadenantes modificables, solicitando cuando se considere necesario valoración por parte de psiquiatría.

Bibliografía

1 

Banse C, Gorrón R, Cardemil D, Riquelme V, Cardemil P, Birrer AM. Ingestión de cuerpo extraño asociado a trastorno psiquiátrico. Cuad Cir 2003; 17: 47-51.

2 

Qureshi A, Cunningham J, Naz S. Common etiology of foreign body ingestion. Surg Med Open Acc J 2018; 1: 1-5.

3 

Dadá MS, Rodríguez-Baeza A. Caso inusual de ingesta voluntaria de cuerpo extraño en paciente con comportamiento parasuicida. Rev ORL 2018; 9: 89-91.

4 

Poynter BA, Hunter JJ, Coverdale JH, Kempinsky CA. Hard to swallow: a systematic review of deliberate foreign body ingestion. Gen Hosp Psychiatry 2011; 33: 518-524.

5 

Grimes IC, Spier BJ, Swize LR, Lindstrom MJ, Pfau PR. Predictors of recurrent ingestion of gastrointestinal foreign bodies. Can J Gastroenterol 2013; 27: e1-e4.

6 

Palomeque A, el Adel M, González C, García JM. Ingesta masiva de cuerpos extraños. Cir Andal 2009; 20: 196-198.

7 

Caballero-Mateos AM, Martínez-Cara JG, Jiménez-Rosales R, Redondo-Cerezo E. Manejo de cuerpos extraños en el tracto digestivo superior. RAPD Online 2018; 41: 73-77.

8 

Dalal PP, Otey AJ, McGonagle EA, Withmill ML, Levine EJ, McKimmie RL et al. Intentional foreign object ingestions: need for endoscopy and surgery. J Surg Res 2013; 184: 145-149.

9 

Palese C, Al-Kawas FH. Repeat intentional foreign body ingestion: the importance of multidisciplinary approach. Gastrenterol Hepatol (NY) 2012; 8: 485-486.

10 

Chhabra T, Dalal S, Singh M, Bhatia C, Beniwal JP. Foreign body ingestion in a patient with psychiatric illness. JCR 2018; 8: 91-94.

11 

Nicolodi GC, Trippia CR, Cabodio MF, Gomes de Castro F, Miller WP, Rodrigues de Lima R et al. Intestinal perforation by ingested foreign body. Radiol Bras 2016; 49: 295-299.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Para añadir un comentario al manuscrito, rellene los campos siguientes. Si es miembro de la SAPD, su comentario aparecerá al instante. Si no es miembro SAPD, su comentario quedará pendiente de validación por el administrador.

Máximo 500 caracteres


Comentarios